Luquero niega que la Ley de la Memoria admita interpretaciones y asegura que la norma se cumplirá para todos los vecinos

Actualizado 28/01/2015 14:24:27 CET

SEGOVIA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha negado que la Ley de la Memoria Histórica dé lugar a interpretaciones y ha garantizado que esta normativa, que establece el deber de cambiar los nombres franquistas de las calles, se cumplirá en la ciudad para todos los vecinos.

Según ha recordado, la Ley dice en su artículo 15.1 que las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar.

La regidora ha salido así al paso de las numerosas quejas de empresarios y vecinos por la próxima retirada de la placa de la avenida Fernández Ladreda, una de las principales arterias comerciales de la capital, que desemboca en el Acueducto.

En su comparecencia mensual en Radio Segovia, ha incidido en que la Ley ha de cumplirse por principio en un Estado de Derecho, que "está por encima de las opiniones individuales", y ha resaltado que el Ayuntamiento es "serio y riguroso", por lo que cumplirá la norma y no preguntará a los vecinos si quieren o no el cambio de nomenclatura, pues eso es "ilegal".

"Los ciudadanos no estamos por encima de la Ley. Nos guste más o menos, hay que cumplirla", ha insistido Luquero, quien ha advertido de que sea cual sea el resultado de la votación en el próximo Pleno, al que se llevará la variación del apelativo, el Consistorio no va a promover una encuesta para ver si se cumple o no la legalidad.

La alcaldesa ha hecho hincapié en que también está en proceso el cambio de nombres de varias calles del barrio de San José y que todos los vecinos tienen los mismos derechos, por lo que la Ley "se cumplirá para todos".

Luquero entiende que a los ciudadanos les costará adaptarse al nuevo nombre de Fernández Ladreda --se han propuesto como alternativas 'San Clemente' o 'Acueducto'-- y descarta que se vayan a producir inconvenientes, ya que Correos mantiene durante unos años la nueva nomenclatura. En cuanto al material impreso de las empresas y comercios, ha indicado que puede ser utilizado hasta agotar existencias, algo que hace la gente "sensata".

Al respecto, ha apuntado que el Ayuntamiento continúa utilizando las bolsas con el logotipo de Segovia 2016 y que, para uso interno, se usan aún tarjetones con el nombre del anterior alcalde. Además, en respuesta a las quejas de los comerciantes, ha manifestado que la propia Cámara de Comercio ha variado hasta en tres ocasiones su ubicación sin demasiado problema. En su opinión, estas quejas son "excusas incomprensibles".

PP, DISPUESTO A IR A LOS TRIBUNALES

En cuanto a la posibilidad de que el Grupo Municipal Popular emprenda acciones legales "por defecto de forma" si se aprueba el cambio, anunciada este miércoles por su portavoz, Jesús Postigo, Clara Luquero ha precisado que la oposición se refiere a la aplicación del Reglamento de Honores y Distinciones, que sí requiere la implicación de todos los grupos, pero que en este caso el cambio responde a la aplicación de una norma que es de rango superior.

La primera edil ha manifestado que "el tema no se judicializará" y ha aseverado que independientemente de la votación en la sesión plenaria no se preguntará a los vecinos por el cambio o no del nombre, sino por la alternativa que prefieren para la nueva denominación.