Marcos reclama mecanismos protectores ante la bajada de precios

Valladolid. Marcos en una jornada sobre la reforma PAC
EUROPA PRESS
Publicado 14/03/2017 15:00:23CET

VALLADOLID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de la Junta de Castilla y León y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha manifestado este martes su "rechazo absoluto" a una renacionalización "aunque sea parcial" de la Política Agrícola Común (PAC) que, según ha reivindicado, tiene que tener una concepción de política comunitaria en la que "la unión hace la fuerza".

Esta será una de las principales reivindicaciones que llevará Milagros Marcos a la 'Conferencia sobre el futuro de la PAC' que tendrá lugar los próximos 27 y 28 de marzo en Madrid con presencia del comisario de Agricultura, Phil Hogan, en la que Castilla y León apostará por una PAC "más fuerte, más útil y más eficiente" que permita el equilibrio de la cadena de valor, garantice rentas agrarias y asegure el empleo en el medio rural.

En el marco de una jornada para pulsar la opinión de todo el sector sobre la PAC, Marcos ha abogado también por luchar para incorporar mecanismos protectores ante las bajadas de precios de los productos o por avanzar hacia un sistema de protección anticiclo dentro de una Política Agrícola Común que, según ha lamentado, ha perdido y olvidado lo que ha considerado "un componente cada vez más necesario del que no puede ni debe separarse", en referencia a esos mecanismos europeos para hacer frente a las crisis de mercados.

"No podemos permitir que con toda la financiación que se dedica a esta política europea, ésta no tenga instrumentos efectivos que contengan fluctuaciones de precios", ha reclamado Marcos, quien ha rechazado la vía de ponerse de perfil cuando "los problemas europeos tienen que tener soluciones europeos".

Marcos ha sido tajante al cuestionar las soluciones a modo de parche, como las "compensaciones" a los Estados miembros para que cada uno haga lo que pueda, con el ejemplo de la crisis del sector lácteo que se ha vivido en España, si bien ha aclarado que la solución tampoco pasa por volver al pasado ni por sistemas proteccionistas.

Otras de las demandas de Castilla y León pasan por "nuevos sistemas complementarios" que eviten los impactos negativos de las bajadas de precios de mercado en las rentas desde el reconocimiento de que la PAC no ha logrado equilibrar las rentas de los agricultores y de los ganaderos con el resto de los sectores productivos cuando era uno de sus objetivos.

"Este efecto en las rentas lleva consigo que la agricultura no siga siendo atractiva para nuestros jóvenes", ha advertido también la consejera, para quien la nueva adaptación de la PAC debe centrarse en diferenciar los apoyos a los jóvenes para facilitar el acceso a la actividad, a lo que ha añadido la importancia de la formación para lograr una mayor tecnificación y una mayor competitividad del campo.

Conseguir una simplificación de la PAC que se traduzca en la realidad administrativa y entender la actividad agraria como "contribuyente neto" a la preservación medioambiental, son otros de los valores que defiende Castilla y León ante la necesidad de la agricultura para mantener la actividad y el empleo, la producción de alimentos y la población en las zonas rurales.

Es este sentido, Marcos ha abogado también por la "imprescindible implicación" de la sociedad en el conocimiento de la relevancia de la PAC por esa contribución a la protección del medio ambiente, al desarrollo de las zonas rurales y a la producción de alimentos y no ha dudado al afirmar que la PAC no debe ser entendida sólo en clave de dinero sino en "demostrar con hechos" que el sector agrario es necesario para toda la sociedad.

"Sólo así --ha continuado-- la PAC seguirá siendo un referente de la constitución europea". Marcos no ha olvidado tampoco el escenario "totalmente nuevo" que supondrá el Brexit ya que Reino Unido es un "contribuyente neto" y ha constatado la necesidad de mantener una política estructural agraria dentro de la PAC y específica para ella que no compita con otras políticas para permitir capitalizar las explotaciones, adaptar la inversión a las necesidades y crear estructuras productivas comunes para reforzar la posición del agricultor.

En este punto, la consejera ha admitido que el sector agrario de Castilla y León carece de "estructuras potentes" de organización, como se ha visto con el sector lácteo, ha apuntado, por un "marcado individualismo", falta de concentración de oferta y poca comercialización conjunta.

La portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería ha aprovechado esta jornada también para hacer un llamamiento a la participación proactiva en todo el proceso sobre la reforma de la PAC iniciado ya --"es más importante de lo que parece", ha asegurado-- para que se oiga la voz de Castilla y León "porque es relevante".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies