Más de 250 invitados arropan la inauguración de 'Bajo el signo de Picasso. Vanguardias e influencias'

Autoridades arropan la inauguración de la muestra de Abanca en León
EUROPA PRESS
Actualizado 15/09/2016 21:23:39 CET

LEÓN, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 250 invitados han arropado este jueves la inauguración de la muestra 'Bajo el signo de Picasso. Vanguardias e influencias', que exhibe en el Museo de León 38 obras de los artistas más influyentes de finales del siglo XIX y principios del siglo XX pertenecientes a la colección de la entidad financiera Abanca.

Todos los sectores de la sociedad leonesa han acudido a la inauguración de la exposición, abierta hasta el próximo 13 de noviembre, además de las autoridades, entre ellas el alcalde de León, Antonio Silván; la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac, y el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet Rodríguez.

Durante su intervención, Escotet ha incidido en la relevancia que León tiene para el banco, lo que se demuestra en que sea la primera ciudad fuera de Galicia que exhibe la exposición, cuyo desafío radica en establecer "una secuencia de continuidad" dado que cada visitante podría realizar una lectura diferente.

"Quien la recorra sin prisas recibirá una maravillosa conversación, advertirá las ideas e impulsos estéticos de unos hombres y mujeres que se conocieron, cada quien en su manera, en el destino de lo visual, en el mundo de las primeras décadas del siglo XX y podrán constatar que en el tiempo que nos ha tocado vivir aquellos sueños reflejados en esas obras que se han convertido en situaciones presentes en nuestro día a día", ha explicado.

Además, también ha remarcado el hecho de que la exposición sea la primera "de una serie de proyectos" que Abanca va a desarrollar en la ciudad de León fruto del "mundo de posibilidades y entusiasmo" abierto por la Junta, el Ayuntamiento de León y las autoridades del Museo.

La consejera de Cultura, María Josefa García Cirac, ha coincido en destacar la importancia de la colaboración público-privada en proyectos "tan interesantes y ambiciosos" como 'Bajo el signo de Picasso. Vanguardias e influencias', iniciativa que ha puesto como ejemplo para avalar el objetivo de la Junta de proyectar desde sus centros "una programación cultural de calidad, destinada a los castellanoleoneses" y de captar turismo cultural.

Por otra parte, también ha recordado los programas didácticos y educativos que desarrolla la Consejería en los museos de su titularidad, lo que en el caso de esta muestra se centrará en dos actividades específicas con escolares de Infantil, Primaria y Secundaria.

"HACE CIUDAD"

El alcalde de León, Antonio Silván, ha resaltado que la exposición inaugurada este jueves "hace ciudad" y además "impulsará otros sectores y proyectará León a nivel nacional e internacional".

"Jamás en León se han visto tantas obras juntas de este prestigio", ha aseverado antes de añadir que la muestra pone de relieve, por un lado, la vinculación de la entidad Abanca con León "y su voluntad de contribuir al potencial cultural de la ciudad", y por otro, "una aportación singular y de enorme atractivo a una agenda cultural amplia y de calidad" sobre la que se asienta la oferta turística, "que tiene como objetivo no solo el incremento del número de visitantes, sino también una estancia más duradera".

LA MUESTRA

La muestra reúne una selección de 38 obras de los fondos artísticos de la entidad financiera que permiten revisar "los momentos más relevantes" del arte español e internacional de la primera mitad del siglo XX de mano de dibujos, pinturas y esculturas de 26 artistas como Picasso, Juan Gris, Dalí, Miró, Kandinsky o Giorgio de Chirico.

Picasso es el principal protagonista de la muestra y se acompaña de obra de aquellos autores ajenos a ese periodo pero sí influenciados directamente por el arte de vanguardia, de modo que se crea un recorrido que parte desde ese momento fundamental de la historia del arte del siglo XX.

Así, 'Bajo el signo de Picasso. Vanguardias e influencias' se abre con un dibujo de 1901 que marca la transición entre la pintura de finales del siglo XIX del estilo postmodernista hacia el siglo XX y se cierra también con una obra del mismo autor de 1963, un periodo final.

La exposición está dividida en dos salas. En una primera se alberga a Picasso, cuyas etapas de producción artística se repasan a través de la obras 'Quatre femmes' (1901), 'Profil á la fenêtre' (1934), que para el gestor de la Colección, Diego Cascón, es "una de las obras más relevantes de la exposición, un reclamo, ya que recoge uno de los momentos más convulsos de la vida de Picasso"; a ellas se suman 'Paquet de tabac et verre' (1922) y 'Le Peintre et son modele I' (1963).

Esta primera parte se completa con una selección de pinturas cubistas de Juan Gris, Georges Braque, Fernand Léger, Jean Metzinger y María Blanchard, que comparten espacio con otras de Manuel Ángeles Ortiz, Joaquín Torres García y Francisco Bores que evidencian la influencia que tuvo este movimiento en el desarrollo de la pintura en los inicios del siglo XX.

En la segunda sala también se perciben aspectos relacionados con Picasso aunque se profundiza en la obra de Dalí y el surrealismo, por lo que están presentes las influencias y las vanguardias en todos los autores de la exposición.

Este segundo bloque expositivo integra a artistas que participaron en las primeras vanguardias como el italiano Giorgio de Chirico, Max Ernst, Marc Chagall, Salvador Dalí o Vasili Kandinsky. Junto a ellos se sitúan Wilfredo Lam y Matta, quienes ampliaron el lenguaje de vanguardia desde su óptica particular, como también hicieron los dos artistas gallegos más internacionales, Maruja Mallo y Luis Seoane, quienes desempeñaron un papel relevante como difusores de la vanguardia en el contexto americano.

A pesar de ser una exposición fundamentalmente pictórica, la escultura también está presente con una obra de Julio González, 'Tête dite Le Tunnel', perteneciente al periodo creativo más importante del autor y ejemplo de su relación y trabajo conjunto con Pablo Picasso.

Como contraposición, y como reflejo en el tiempo, al final del recorrido figura una pieza del escultor valenciano Miquel Navarro titulada 'Cuña y nariz' (2004), ejemplo de la continuidad del arte de vanguardia en el arte actual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies