Mateos advierte de que el problema de la educación "no se va a resolver en la calle sino en el aula"

Actualizado 17/12/2013 22:27:22 CET

ÁVILA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, ha advertido hoy de que "el problema" de la educación "no se va a resolver en la calle sino en el aula" y ha pedido "abandonar" los "extremismos" para lograr un pacto educativo.

Antes de participar en una reunión convocada por el PP y representantes educativos, el consejero ha dicho que aunque la Lomce se ha aprobado con mayoría absoluta, se han tratado de "tener los mayores acuerdos posibles".

A la hora de poner en marcha la reforma educativa, Mateos se ha comprometido a "hacer un esfuerzo" para "llegar a los más acuerdos posibles", al tiempo que ha subrayado que la reforma exigirá de "un apoyo económico", que ha estimado entre los 52 y los 62 millones de euros en Castilla y León.

El plazo que se ha marcado para lograr acuerdos es de tres años, el tiempo en que tardará en implantarse progresivamente la Lomce, aunque para lograr un pacto ha pedido "abandonar las ideologías extremas". La intención de conseguir un pacto obedece al intento de evitar conducir al fracaso a los alumnos, "los más inocentes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies