La mayoría de empleados de Lauki, 62, se interesa por la recolocación

Representantes de UGT en Lauki, Lactalis y el sector de Alimentación
EUROPA PRESS
Actualizado 24/06/2016 13:07:16 CET

VALLADOLID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sindicato UGT ha explicado este viernes que, tras las primeras conversaciones sobre el Plan Social para el hipotético cierre de la fábrica de Lauki en Valladolid el próximo 1 de octubre, un total de 62 de los 84 empleados se ha interesado por la opción de recolocación en otras plantas del Grupo Lactalis, mientras que once mayores de 55 años optarían por acogerse al plan de prejubilaciones y otros once extinguirían sus contratos con indemnización.

En todo caso, tanto el responsable sectorial estatal de Alimentación y Bebidas de UGT, Sebastián Serena; como el secretario general de la Sección Sindical de Lactalis, Juan Carlos García Serrano; como el representante de UGT en el Comité de Empresa de Lauki, Adolfo Tejedor, han mostrado su esperanza en que el grupo francés "dé marcha atrás" y opte por mantener la actividad de producción láctea en Valladolid.

Tejedor y García Serrano han explicado que en la fábrica ya se han mantenido las primeras reuniones con los trabajadores para detallar el Plan Social acordado con la empresa para el caso de que a fecha 30 de septiembre no se haya logrado encontrar un comprador de la fábrica que dedicado a un sector que no sea el lácteo.

De entre las opciones que se plantean en el documento, la mayor parte de los 84 empleados de Lauki, concretamente 62, se ha interesado por la recolocación en alguna de las fábricas que el Grupo Lactalis tiene en España y de las industrias lácteas vallisoletanas en Peñafiel y Zamora.

Según los representantes sindicales, los once trabajadores que tienen más de 55 años serían partidarios de acogerse a la prejubilación que plantea el Plan Social; mientras que los otros once optarían por la extinción del contrato con la indemnización acordada en el propio documento. No obstante, Tejedor y García Serrano han matizado que las reuniones continúan, de hecho este mismo viernes había una, por lo que las cifras podrían cambiar.

Cabe recordar que estas medidas no se ejecutarían si antes del 30 de septiembre se vende la fábrica a otra empresa, que tendría que subrogarse los contratos de los 84 empleados actuales de Lauki.

INCREMENTO DE LA PRODUCCIÓN

Pero los representantes sindicales han dejado claro que creen en la viabilidad de la planta y han destacado que, pese a que el Grupo Lactalis anunció el cierre para el 30 de junio, la producción va a continuar al menos hasta el 30 de septiembre y, de hecho, en las últimas semanas ha entrado nueva carga de trabajo y se ha producido un récord de producción de pasteurizados, que Sebastián Serena ha relacionado con un aumento de la demanda propio del inicio del período vacacional.

Por ello, los sindicalistas quieren "poner toda la carne en el asador" para que los trabajadores mantengan su empleo en Lauki, ya que ven posibilidades de que Lactalis "dé marcha atrás" y o bien mantenga la actividad o acceda a vender la fábrica a una empresa dedicada al sector lácteo.

En este sentido, Sebastián Serena ha reconocido la "dificultad real" que implica la negativa de Lactalis a vender Lauki a una compañía "de la competencia", pues como ha apuntado García Serrano, la gran mayoría de compradores que se han puesto en contacto con la Fundación Anclaje y la Junta de Castilla y León serían del sector lácteo.

Sin embargo, Serena ha matizado que la Junta y el Ayuntamiento han atendido a peticiones de información de compañías que podrían poner en marcha una actividad distinta.

Serena ha especulado con que, en el caso de que aparezca un comparador, la maquinaría con la que está equipada actualmente la planta se desmontaría para llevarla a otras instalaciones de Lactalis en España y la empresa tendría que realizar una "inversión importante" en un nave vacía y "obsoleta".

García Serrano y Tejedor han añadido que Lactalis ya tiene el denominado "cuaderno de venta" realizado por una empresa externa, que plantea una "fotografía" de todo lo que tiene la fábrica ahora mismo, su maquinaria, su personal y el material. Aunque han matizado que habría que ver "qué está dispuesto a vender" el grupo francés.

En términos generales, Sebastián Serena ha reiterado que el acuerdo alcanzado a finales de mayo con la empresa con la mediación de la Fundación Anclaje, es "el mejor posible", pues se dirige principalmente a "mantener el empleo" mediante recolocaciones en el caso de que Lauki cierre el 30 de septiembre.

A este respecto, Serena ha recordado el caso de Coca-Cola, cuando los sindicatos optaron por no negociar ya que contaban con el respaldo de varias sentencias judiciales que consideraban ilegal el cierre estaban a su favor, pero a día de hoy las fábricas siguen cerradas y no han conseguido que la Justicia sea efectiva.

En todo caso, ha recalcado que UGT mantiene la postura de que el cierre es "totalmente injustificado", que el objetivo del Grupo Lactalis es "maximizar los beneficios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies