El Mercado de las Tres Culturas abre la puerta de Ávila a su pasado medieval

Actualizado 31/08/2007 19:26:49 CET

ÁVILA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Mercado de las Tres Culturas arrancó hoy en Ávila con la participación de más de 200 artesanos que ofertarán sus productos en las principales calles del casco histórico, vestidas de medieval para la ocasión y repletas de saltimbanquis, malabaristas, juglares, caballeros, doncellas, guerreros y clérigos.

"Damas y caballeros, merquen, solácense, distiendan el alma, destierren la sombra, alcen el gozo, vivan el momento y recuerden que no sólo las batallas se ganan con sangre, también con alegría". Así comenzaba este mediodía el mercado cuando el Rey Sancho I y su corte comenzaron a recorrer el barrio judío, el zoco árabe y el poblado medieval ante la expectación de abulenses y visitantes.

Con sus músicos percusionistas "venidos de la lejana África", los cómicos de la legua, el cabalista Mosé de León y varias princesas judías, la corte fue avanzando por las calles en las que se han instalado los puestos, con la compañía también del 'gore', una "extraña criatura creada del barro, sin alma pero con movilidad", capaz de ejecutar juegos de malabarismo sobre los zancos.

Los dulces, quesos, chocolates, tabernas, talleres en vivo de vidrio y numerosos productos artesanos darán vida al casco histórico de Ávila durante este fin de semana entre la música medieval, los guerreros acróbatas, malabares de fuego y exhibiciones de arquería o cetrería.

Este año, además, se ha querido dar mayor protagonismo a la cultura judía, tras la entrada de Ávila en la Red de Juderías Caminos de Sefarad y coincidiendo con la celebración de la Jornada Europea de la Cultura Judía. Esta tarde, el trovador Crispín D'Olot recreará a los personajes de la judería abulense y también habrá cuentos de Sefarad.

Además, el grupo In Taberna acercará a la ciudad a la música medieval europea, antes de que comiencen de nuevo los desfiles por el mercado de judíos, árabes y cristianos ente magos y danzantes, músicos y saltimbanquis.

La noche terminará con números de fuego y el mercado volverá a abrirse mañana de nuevo a las 11.00 horas. De nuevo habrá tiempo para los desfiles y pasacalles, la música medieval europea de In Taberna o el recital de música folk de La Musgaza.

Según el alcalde en funciones, Alberto Plaza, "son unas jornadas muy singulares que en Ávila se celebran de manera diferente por el patrimonio que tenemos y porque son los propios abulenses los que se echan a la calle y participan de manera activa".

"Cada vez viene gente de más lejos que aprovechan estas jornadas para estirar sus vacaciones en una ciudad que quiere reconocer su pasado mirando al futuro a través del turismo", explicó.