Las mujeres suponen el 50,2 % de los miembros de la Carrera Judicial

Sala de vistas de la Audiencia de Valladolid.
EUROPA PRESS
Actualizado 28/03/2018 14:46:33 CET

VALLADOLID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las 152 juezas y magistradas en activo en Castilla y León suponen el 50,2 por ciento de la Carrera Judicial en la Comunidad, tres puntos por debajo de la media en el conjunto en España (53,2), según el 'Informe sobre la Estructura de la Carrera Judicial' publicado hoy por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial con los datos disponibles a 1 de enero de este año.

Sin embargo, el porcentaje de juezas y magistradas en Castilla y León supera al de profesionales varones, que se eleva a 151, equivalente al 49,8.

A fecha de hoy, las mujeres son mayoría en todas las Comunidades Autónomas excepto en Aragón, Murcia y Navarra. También es minoritaria su presencia en los órganos centrales (Tribunal Supremo y Audiencia Nacional).

La comunidad autónoma con mayor proporción de juezas y magistradas es el País Vasco, donde suponen el 60,5 por ciento del total. En el otro extremo se sitúa la Región de Murcia, donde en cualquier caso representan ya el 45,1 por ciento.

La media de edad de los jueces españoles es de 50,1 años, 51,14 en Castilla y León, y su media de antigüedad en la Carrera Judicial es de 18,9, mientras que la Comunidad se eleva a 20,51. Las juezas y magistradas en Castilla y León cuentan con una media de 46,96 años, que en el caso de ellos se sitúa en 55,34. La antigüedad de ellas es de 16,33 años y la de ellos de 20,51 años.

Por comunidades autónomas, es Canarias la tiene los jueces más jóvenes, con una media de edad de 46,4 años; y Madrid los de más edad, con 53,9 años de media, solo superada por la de los magistrados de los órganos centrales: 61,5 años.

En cuanto a su distribución por órganos judiciales, la presencia de la mujer en Castilla y León se deja notar sobre todo en los juzgados de primera instancia e instrucción, con 52, frente a 20 varones. También es mayoritaria en cuanto a jueces de adscripción territorial, siete frente a uno; juzgados de lo penal, 11 frente a seis; juzgados de lo social, 13 frente a siete; juzgados de instrucción, con 12 frente a siete, y registro civil, con una representante, por ninguno en el caso de los varones.

Por contra, la presencia de jueces y magistrados se impone en el Tribunal Superior de Justicia, con 20 frente a diez mujeres; las audiencias provinciales, con 47 frente a 13; juzgados de vigilancia penitenciaria, con tres varones frente a dos mujeres; juzgados de menores, con seis magistrados o jueces frente a tres mujeres, así como en los juzgados de primera instancia y de lo mercantil, en los primeros con 23 (17) y 2 (0), respectivamente.