El Museo Diocesano de Zamora abre hoy sus puertas con 134 piezas y una exposición temporal

Actualizado 13/07/2012 9:00:53 CET

ZAMORA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Museo Diocesano de Zamora, ubicado en la iglesia de Santo Tomé de la capital, abre hoy sus puertas de forma oficial con una colección permanente de 134 piezas y una temporal del pintor sevillano Francisco Antolinez.

Así lo ha anunciado este jueves el director del Museo Diocesano, José Ángel Rivera de las Heras, durante la presentación de este espacio a los medios de comunicación en lo que ha supuesto la antesala a la apertura oficial en la que estará presente el Obispo, Gregorio Martínez Sacristán.

El Museo incluye una colección permanente formada por 134 piezas en las que se incluyen diferentes tendencias artísticas como pintura, escultura, orfebrería, metalistería, mobiliario y objetos pétreos, que abarcan desde el siglo I hasta el XIX y con estilos variados (hispanorromano, visigodo, románico, gótico, renancentista, barroco, neoclásico y colonial).

Los visitantes podrán desde hoy visitar este nuevo centro cultural en la ciudad donde se recogen las obras de diferentes artistas, tanto zamoranos como foráneos, y con un relato común con tres ejes principales; el misterio de Cristo, la Virgen María y la Iglesia.

Rivera de las Heras ha reconocido que "el espacio ha limitado" el número de piezas expuestas, las cuáles se han sometido o van a hacerlo a una restauración a cargo de profesionales de Zamora.

En este sentido, también ha destacado que el proyecto ha sido "concebido, encargado y financiado" en su totalidad por el Obispado de Zamora, gracias a la donación testamentaria de un particular, y el coste ha rondado los 200.000 euros.