Las Navidades entre Ushuaia e Isla Decepción del vallisoletano Valentín Benéitez, al frente de la Campaña Antártica

Base Gabriel de Castilla en la Isla Decepción
EJÉRCITO DE TIERRA
Publicado 26/12/2017 15:24:39CET

El militar coordina la misión del Ejército de Tierra en la base Gabriel de Castilla

VALLADOLID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El militar vallisoletano Carlos Valentín Benéitez pasará las fechas navideñas entre Ushuaia (Argentina) y la Isla Decepción, al noroeste de la Antártida, ya que este año es el comandante jefe de la Campaña Antártica del Ejército de Tierra, a la cabeza de un equipo formado por militares e investigadores científicos que se instalará durante tres meses en la base Gabriel de Castilla del Ejército de Tierra.

El comandante y el equipo han pasado el día de Navidad en la ciudad de la Tierra de Fuego argentina antes de iniciar previsiblemente este miércoles, 27 de diciembre, el viaje en el buque de investigación oceanográfica (BIO) Hespérides, en el que tardarán entre tres y cuatro días hasta llegar a Isla Decepción, antes de parar en la otra base española en el continente austral, la Juan Carlos I.

La llegada a la Isla Decepción, situada en el archipiélago de las Shettland del Sur, a escasos 100 kilómetros del continente antártico, a más de 1.000 del lugar poblado más próximo y a 13.000 de España y
en la que se asienta la base Gabriel de Castilla, está prevista para el 31 de diciembre o el 1 de enero, de modo que Benéitez desconoce dónde pasará el fin de año.

Benéitez ha explicado que el 1 ó el 2 de enero esperan empezar os operativos de apertura de esta base, que sólo se abre durante los tres meses del verano austral --de enero a marzo--, y lo tienen que hacer en unas condiciones que el comandante no califica de "duras", pero en las que las temperaturas medias son de -5 grados centígrados y, con el intenso viento que suele azotar la zona, la sensación es de -25 grados.

"Lo que más riesgo puede llevar son los cambios bruscos de tiempo que puede haber, y sobre todo cuando hay mucho viento, que no se puede hacer nada fuera", ha explicado Benéitez, quien ha añadido el hecho de que la Isla Decepción en la que se encuentra la base es el cráter de un volcán activo, por lo que existe un Plan de Emergencia en el caso de que entre en erupción, como ocurrió por última vez en 1970.

Valentín Benéitez ha reconocido que, al tener que iniciar esta misión en las fechas navideñas vivirá "sentimientos confrontados", ya que por un lado "es como un sueño" participar en una misión "interesante" de la que todos los miembros forman parte voluntariamente al tiempo que los miembros forman "una pequeña familia".

Sin embargo, echarán de menos a los seres queridos, pues, en su caso, tiene tres hijos de corta edad, que le han enviado vídeos del momento en que abrían los regalos el día de Navidad.

BASE ANTÁRTICA DESDE 1988

Una parte de la actividad científica que España desarrolla anualmente en la Antártida, se desarrolla en la Base Antártica del Ejército de Tierra Gabriel de Castilla, que funciona desde finales de 1988.

La Campaña Antártica del Ejército de Tierra es la operación militar en el exterior de las fronteras españolas más antigua actualmente en vigor y se realiza anualmente. Es una misión militar reducida en cuanto a efectivos humanos, pero se la considera "única" tanto por la lejanía y las dificultades climáticas, como por la importancia de la colaboración del Ejército en la investigación científica.

La Campaña Antártica española constituye un "modelo de cooperación" entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

Además de esta base y del buque de investigación oceanográfica (BIO) 'Hespérides', la presencia española en la Antártida la completa la base Juan Carlos I, gestionada por la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que fue abierta en enero de 1988. Se encuentra situada en la costa SE de la Isla Livingston, en el mismo archipiélago de las Shettland del Sur, a unas 20 millas de navegación de la base Gabriel de Castilla.

Ambas instalaciones tienen como objetivo apoyar las actividades de España país en la Antártida, en el marco de los proyectos de investigación que coordina el Subprograma de Nacional de Investigación Polar (SNIP).

GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL DE LA BASE GABRIEL DE CASTILLA

El 22 de febrero de 2010 se logró la Certificación por AENOR del Sistema de Gestión Ambiental implantado en la Base Gabriel de Castilla, con lo que se culminó un proceso iniciado diez años antes y que mostraba el "compromiso" del Ejército de Tierra con la protección del medioambiente.

Así, la misión también tiene entre sus objetivos la mejora del sistema de gestión ambiental.

La actividad anual de España abarca únicamente el verano austral --desde mediados de noviembre hasta principios de marzo-- y el resto del año se mantienen registros automatizados de diverso tipo.

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad financia los proyectos que se realizan tanto en las bases antárticas como a bordo del buque Hespérides -a través del subprograma de Investigación Polar de la Agencia Estatal de Investigación- y la logística de la campaña. Además, a través del Comité Polar, coordina las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las campañas.

Las entidades participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que gestiona la BAE Juan Carlos I en la Isla Livingston y coordina la logística general de la campaña antártica; el Ejército de Tierra, que gestiona la BAE Gabriel de Castilla y la Armada, que opera el BIO Hespérides.

Tanto el BIO Hespérides como las bases antárticas forman parte del mapa español de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares (ICTS), instalaciones, recursos o servicios excepcionales en su género, cuya importancia y carácter estratégico justifica su disponibilidad para todo el colectivo de I+D+i.

Esta campaña acogerá 16 proyectos de investigación financiados por la Agencia Estatal de Investigación, que desarrollarán las siguientes entidades: Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (CSIC); Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Universitat Ramón Llull, Universidad de Alcalá de Henares, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Instituto de Diagnóstico Ambiental y de Estudios del Agua (CSIC), Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Oviedo, Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera (CSIC), Universidad de Granada, Universitat de Barcelona, Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) e Instituto Hidrográfico de La Marina.