NEDGIA Castilla y León y el EREN ponen en servicio en León la primera 'gasinera' para vehículos de uso interno

EUROPA PRESS
Publicado 12/06/2018 13:48:10CET

LEÓN, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

NEDGIA Castilla y León y el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN) han inaugurado este martes la primera estación de carga de gas natural comprimido ('gasinera') para uso interno en León con el objetivo de dar servicio al primer vehículo híbrido de gas natural que adquirió hace unos meses.

El director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Ricardo González Mantero, y el director general de NEDGIA Castilla y León, Juan Antonio Pazos Arranz, han sido los encargados de presentar esta 'gasinera' que cuenta con una capacidad de comprensión de gas natural de 2,8 metros cúbicos por hora (m3/h) y suministrada por NEDGIA Castilla y León, es de uso exclusivo para el EREN y está ubicada en el parking del edificio de la entidad pública, en la Avenida de los Reyes Leoneses de León.

Para poner en marcha la instalación, la compañía distribuidora ha realizado una nueva acometida que permite el suministro de la estación de servicio para la recarga de la flota a gas natural del EREN, según ha informado la empresa a Europa Press.

NEDGIA Castilla y León tiene previsto suministrar próximamente nuevas gasineras en la Comunidad, tras la firma de diferentes acuerdos para el desarrollo de estaciones de servicio. Una en León, que será la primera estación pública de carga de GNC sobre la red de distribución de la compañía en la Comunidad, otra en Valladolid y está trabajando para poder suministrar una tercera también en Burgos.

Actualmente a través de la red de NEDGIA en toda España, se distribuyen más de 1.100 Gigavatios por hora (Gw/h) de los 2.600 GW/h de gas que se consume como combustible para vehículos.

En la Comunidad, los ayuntamientos de Salamanca y Burgos ya apuestan desde hace años por el gas natural vehicular para sus flotas urbanas de autobuses y camiones de recogida de residuos (Salamanca) debido a la aportación del gas natural usado como combustible para la mejora de la calidad ambiental urbana.

Recientemente, ambos consistorios han incorporado 11 nuevos autobuses de GNC a sus flotas y suman un total de 57 autobuses urbanos que utilizan este combustible sostenible. Otros ayuntamientos de la región desarrollan proyectos para la incorporación de vehículos de GNC en sus entornos.