La nueva Oficina Judicial de Burgos funcionará desde octubre y favorecerá una Justicia "más rápida"

Actualizado 25/01/2006 19:32:01 CET

BURGOS, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La implantación de la nueva Oficina Judicial que se habilitará en Burgos el próximo mes de octubre, dentro del programa piloto del Gobierno que afecta a otras 10 ciudades, conllevará una Justicia "más rápida", según afirmó hoy el subdirector de Organización y Medios de la Administración de Justicia y del Ministerio Fiscal, Augusto González.

Tras la reunión con miembros de los distintos estamentos políticos, jurídicos y sindicales de la Comunidad, en la que expuso la organización de los 20 órganos jurisdiccionales seleccionados, González explicó a los periodistas las ventajas que, en su opinión, supondrá este modelo.

Su objetivo es sustituir las actuales secretarías judiciales por nuevas unidades procesales "que van ayudar directamente al juez", conformadas por un equipo más pequeño, de 2 ó 3 funcionarios, con un secretario judicial y unos servicios comunes para varios órganos jurisdiccionales.

Según señaló, los jueces se van a dedicar "definitivamente" a su función constitucional, que es juzgar y ejecutar lo juzgado, de manera que dejarán de hacer labores meramente burocráticas "como eran cosas tan peregrinas, a veces, como hacer pedidos de material y organizar agendas".

Esto supondrá que los jueces se dedicarán en exclusiva a estudiar los casos de los ciudadanos y a dictar sentencias, por lo que "sin duda se podrán dictar más sentencias y la Justicia será más rápida", apuntó González.

Agregó que se celebrarán juicios "desde primera hora de la mañana hasta última" durante todos los días de la semana.

Asimismo, señaló que los secretarios judiciales van a ser "los grandes protagonistas" del proceso. Tendrán nuevas funciones y se les potenciará "de manera importante".

El subdirector de Organización y Medios de la Administración de Justicia y del Ministerio Fiscal, aclaró que el resto de funcionarios de la Administración de Justicia tendrán nuevas perspectivas profesionales de promoción interna, así como posibilidades retributivas que hasta ahora no tenían.

Garantizó que también se verán beneficiados todos los operadores jurídicos, como los abogados, procuradores y graduados sociales, que van a poder relacionarse con los órganos judiciales "por primera vez en la historia con tecnologías y medios telemáticos".

Esto supondrá que podrán usar sus ordenadores para conocer en qué estado se encuentra un proceso del que es parte su cliente, lo que conllevará la desaparición progresiva del "formato papel" en la Administración de Justicia.

La nueva Oficina Judicial posibilitará también de forma progresiva las comunicaciones entre órganos judiciales por vía telemática, a través de un sistema tecnológico "avanzado".

"Es la primera vez en la historia de España que se aborda un cambio revolucionario como éste de tanta magnitud, tan global y multidisciplinar", advirtió González.

Según precisó, el Ministerio de Justicia busca con esto que el ciudadano gane en calidad, en mejor servicio y mejor atención, por lo que quienes litiguen dispondrán de unidades de atención con las que conocerán en qué situación se encuentran sus procesos.

La implantación del nuevo modelo afectará en principio a los órganos jurisdiccionales con sede en el nuevo edificio de juzgados, dadas las dificultades iniciales para implicar a los órganos colegiados del Palacio de Justicia, "un edificio con solera", que dificulta la adaptación de sus espacios.

La nueva oficina conllevará una adaptación de puestos de trabajo, siguiendo los criterios de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Según González, aún así, los funcionarios de la Administración de Justicia "ganarán" con nuevas funciones y responsabilidades, así como mejoras profesionales y retributivas. El Ministerio de Justicia se encargará de los cursos de formación para los trabajadores, que se basarán en las nuevas tecnologías y en las nuevas leyes procesales.