La obra 'Vida de Bernardo Hoyos' rescata la biografía que Loyola escribió en el siglo XVIII sobre el beato vallisoletano

Javier Burrieza y Vicente Vara presentan 'Vida de Bernardo Hoyos'
EUROPA PRESS
Actualizado 26/06/2014 13:30:57 CET

VALLADOLID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La publicación 'Vida de Bernardo Hoyos', editada por la Asociación Bernardo Francisco de Hoyos, ha recuperado la biografía que en el siglo XVIII escribió Juan de Loyola sobre el ahora beato vallisoletano, de quien fue director espiritual.

El profesor de Historia de la Universidad de Valladolid (UVA) Javier Burrieza y el rector del Santuario Nacional de la Gran Promesa, Vicente Vara, han presentado este jueves la obra, de la que se han editado mil ejemplares y que recupera el manuscrito más antiguo de Juan de Loyola (el original, escrito entre 1736 y 1740 en Valladolid, no se conserva): el de Tudela, que a su vez se utilizó en el proceso apostólico de Beatificación en el año 1915.

La obra, por tanto, rescata el manuscrito que el propio padre Juan de Loyola regaló a las monjas del Convento de la Inmaculada Concepción y del Sagrado Corazón de Jesús de las Madres Capuchinas de Tudela (Navarra) y que, seguramente por error del encuadernador, recoge algunos folios del original. El contenido recoge los siete dictámenes sobre el Padre Hoyos, una carta del padre Gallifet que ensalza la figura del joven jesuita, el prólogo a la vida de Hoyos y el texto de su vida.

A este manuscrito, que conserva cerca de 200 correcciones de las que 50 son del mismo Juan de Loyola y que en su momento no fue publicado por el recelo existente hacia la Compañía y hacia la devoción al Corazón de Jesús, se suma en la obra que edita ahora la Asociación Bernardo Francisco de Hoyos una serie de notas aclaratorias además del prólogo del arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, y cinco artículos que contextualizan la vida del beato.

En concreto, el padre Máximo Pérez hace una semblanza del autor del original, el padre Juan de Loyola, guía espiritual del beato; Vicente Vara se acerca a la figura del Santuario Nacional de la Gran Promesa; Burrieza enmarca el libro en el ambiente religioso-cultural de la época; el vicepostulador de la Causa de la Beatificación, el padre Ernesto Postigo, ahonda en las diversas fuentes actuales sobre la vida del padre Hoyos y, por último, el profesor de Historia Moderna y cronista de Valladolid, el padre Teófanes Egido, se acerca a la espiritualidad teresiana de Hoyos.

A SALVO DE "LA QUEMA DEL TIEMPO"

La publicación encargada por el provincial de Castilla a Juan de Loyola, según Burrieza, "salva de la quema del tiempo" muchos materiales, lo que la convierte en "elemento fundamental" para conocer la vida del beato ya que mucha documentación desapareció tiempo después, como ocurrió con el cuerpo de Hoyos, cuya localización se desconoce y sobre la que no existen pistas fiables, según Vara.

Fue la expulsión de los jesuitas en el año 1767 la causante de la dispersión y desaparición de "muchísimos papeles" que atesoraba la compañía, entre ellos las cartas del padre Hoyos, y que pasaron a ser controlados por el Estado, que según Burrieza sólo tenía interés por las propiedades de los jesuitas.

Tras precisar que los libros que albergaba el actual Centro Diocesano de Espiritualidad fueron los primeros en engrosar la Biblioteca Histórica de la Universidad de Valladolid, el historiador se ha referido, como también se recoge en el nuevo libro, a la devoción del padre Hoyos, nacido en Torrelobatón, por Santa Teresa y San Juan de la Cruz.

El manuscrito que recoge el libro pasó de Tudela a Caspe y no es el único (a él se suman los de Buenos Aires y Chamartín y cinco copias modernas en Sarriá, Chamartín, Palencia, Roma y Valladolid), según Burrieza, quien ha asegurado que la publicación, de la que se ha editado un millar de ejemplares, es una vía más para propiciar la agilización de la canonización del padre Hoyos.

"Para la beatificación hay que estar en el momento oportuno en el lugar oportuno", ha aseverado antes de que Vicente Vara haya precisado que el primer paso para la canonización, que es la beatificación, ya se llevó a cabo en el año 2010, por lo que ahora se trabaja en la documentación de un milagro que posteriormente tiene que estudiar Roma.

"Esperamos que llegue a buen fin", ha deseado antes de reconocer que la visita que el Papa Francisco realizará en el año 2015 a Castilla y León con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa es una "circunstancia" favorable, aunque la decisión última no recae en el Santo Padre.

Vara, quien también ha apuntado a la posibilidad de que el Papa Francisco pudiera optar por la santificación equivalente (no se espera al milagro si existe la fama de santidad), recurso que ya ha empleado en dos ocasiones en su Pontificado, ha vinculado la publicación de 'Vida de Bernardo Hoyos' con la celebración en Valladolid de la XIV Semana del Corazón de Jesús.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies