Del Olmo afirma que no se pueden elaborar unos PGC "realistas" con una la falta de información que afectaría al 65% de e

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Del Olmo afirma que no se pueden elaborar unos PGC "realistas" con una la falta de información que afectaría al 65% de e

Jpeg
EUROPA PRESS/REMITIDO
Publicado 14/10/2016 14:39:55CET

Asegura que la diferencia entre aprobar uno u otro objetivo de déficit puede suponer 230 millones

VALLADOLID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha advertido de que la falta de información, que es "provisional e incompleta", con la que cuenta la Junta para elaborar el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) impide hacer unas cuentas "realistas", ya que afecta al 65 por ciento de las mismas.

Del Olmo se ha expresado así en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León, donde ha comparecido para explicar el cierre económico del presupuesto de 2016 y el proyecto de plan presupuestario para el próximo ejercicio.

En cuanto al presupuesto, cuyo proyecto debería haberse presentado ante las Cortes de Castilla y León como muy tarde este 14 de octubre (motivo por el que ha decidido comparecer en esta fecha), la consejera ha asegurado que a pesar de que la Junta trabaja en esta materia, hay una serie de "limitaciones" que han impedido que se pueda elaborar.

En concreto, ha apuntado a la falta de los objetivos de estabilidad (que el Gobierno en funciones no puede aprobar) son un imperativo legal que, de no cumplirse, podrían suponer recursos a los mismos, pero además ha advertido de que la "información provisional e incompleta" de la que se dispone actualmente podría afectar a más del 65 por ciento de las cuentas de la Comunidad.

Asimismo, otro de los argumentos que la consejera ha esgrimido para explicar el motivo de por qué no se han elaborado las cuentas está la diferencia que podría suponer el déficit a la hora de su elaboración, que en función de si fuera un 0,1 por ciento o un 0,5 por ciento del PIB, en función de lo que se aprobara, podría suponer diferencias de hasta 230 millones de euros.

Actualmente, ha señalado la consejera, la intención es trabajar con un objetivo de déficit del 0,5 por ciento para 2017 y del 0,7 para 2016, aunque éste último no se ha llegado a aprobar en el Congreso y sólo se informó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

DATOS "PROVISIONALES"

A todo esto se suma que las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica, comunicadas hace una semana, son "provisionales y parciales", y a su juicio deberían "elevarse de forma importante" con la previsión actualizada que se haga de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Del Olmo ha agregado que hay otro ingresos, como los procedentes de transferencias finalistas de la Administración del Estado, que la Junta no puede fijar "unilateralmente".

Por ello, la consejera ha aclarado que ha trabajado en el anteproyecto del presupuesto hasta "fechas recientes" y actualmente se dispone del conjunto de propuestas de gasto de las distintas consejerías, que es necesario ajustar a las posibilidades de gasto, "a esta fecha indeterminadas también por el desconocimiento de la regla de gasto a considerar".

La titular de Economía y Hacienda ha explicado que la información "no da para elaborar un proyecto de presupuestos realista", pero "lo que es peor", resultarían unas cuentas que "no ofrecen ventaja alguna" a la Comunidad y sus ciudadanos porque, por ejemplo, no podría procurar mejoras en las retribuciones básicas de los empleados públicos u oferta alguna de empleo para incrementar los efectivos que atienden a los servicios públicos.

En cuanto a las previsiones de futuro, Pilar del Olmo ve como escenario "más probable" la prórroga presupuetaria, aunque espera que sea "lo más breve posible", más aún si se logra un acuerdo que evite otras elecciones. En cualquier caso, cree que sólo el objetivo de déficit no se podría aprobar hasta mediados de diciembre, bien por un gobierno recién constituido o mediante una proposición no de ley del Grupo Popular en el Congreso.

"UTILIZACIÓN FASCISTA"

En el marco de la comparecencia, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión, José Francisco Martín, ha calificado de "fascista" el uso que se ha dado a la misma, que se utiliza de forma "partidista y obscena" por la consejera y su "súbdata", la presidenta de este órgano parlamentario.

"La utilización de mecanismos democráticos en contra de la democracia es fascismo", ha aseverado Martín, a quien la presidenta de la Comisión, Irene Cortés, ha pedido que reiterara las palabras, algo que no ha hecho y que ha tenido la réplica de la consejera, quien le ha criticado sus insultos y le ha calificado de "caradura político" ("en términos cariñosos y no personales") por pedir dos comparecencias al saber que acude a una para que tenga más pendientes.

Sin embargo, el socialista ha insistido en sus críticas por comparecer a petición propia cuando tiene "18 peticiones pendientes del PSOE" y sólo ha comparecido una vez en la Lesgislatura al margen de los presupuestos.

Martín ha afirmado que la consejera acude a la Comisión ha explicar "lo que le da la gana" y a no contestar y ha cuestionado la política económica de la Junta y del Gobierno central, que tendrá que llevar a cabo un recorte de 15.000 millones, por lo que ha preguntado cuál será el impacto que tendrá esto para Castilla y León.

A este respecto, ha recordado que el recorte acumulado en los presupuestos de la Comunidad es de 4.500 millones en los últimos años y 3.000 de ellos en los servicios esenciales que son "los pilares" del Estado del Bienestar.

Por su parte, el procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel ha aceptado algunas de las explicaciones de la consejera al reconocer que desde el punto de vista legal elaborar un presupuesto con los datos que se conocen podría generar muchos problemas, pero ha insistido en que la consejera no cuenta "todo".

Así, a juicio de Manuel Mitadiel, la conclusión que se puede sacar es que "una vez más" el Gobierno central "traspasa el déficit" a las comunidades autónomas y ha pedido beligerancia para no permitir que el cumplimiento de las obligaciones con Bruselas por parte del Estado se traspase a otras administraciones, tras lo que ha rechazado el modelo de financiación "absolutamente pernicioso" para Castilla y León.

En otra línea, el procurador de Podemos Félix Díez ha criticado el modelo de economía "neoliberal" del PP, en el que ha asegurado que el menor aumento del PIB y del consumo son consecuencia de estas políticas que suponen bajar los impuestos a los que más tienen.

Díez ha aconsejado que, tras una reducción del IRPF a las rentas más altas que ha sido perjudicial, se olviden de los "dogmas de fe neoliberales" y se "instruyan más" en la ciencia económica porque la crisis de deuda que se produjo en 2008 se ha transformado una crisis "de demanda" que impide la recuperación económica, cuando con una política redistributiva hubiera ido "mejor", con una prioridad en las personas centrada en la dotación de servicios públicos y una política fiscal "responsable".

Al contrario, el procurador del PP Salvador Cruz ha respaldado la decisión de la Junta de Castilla y León de no elaborar unos presupuestos, que ha calificado de "acierto", dada la falta de información para elaborar unas cuentas "con seriedad y rigor".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies