Del Olmo alega desconocimiento total sobre 'La Perla Negra'

 

Del Olmo alega desconocimiento total sobre 'La Perla Negra'

Contador
La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2017 13:32:31 CET

Asegura que su cometido era de "impulso político" y no de la tramitación administrativa de su departamento

VALLADOLID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha sostenido hoy que desconocía por completo las operaciones de alquiler y posterior adquisición del hoy Edificio de Soluciones Empresariales, más conocido como 'La Perla Negra', sito en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), pues, como así ha asegurado, ni siquiera sus más allegados colaboradores, su entonces secretaria general y el director general de Presupuestos, le mantuvieron informada de una operación cuyo coste para las arcas regionales superó los 70 millones de euros.

 Tal y como estaba previsto, Del Olmo, en calidad de testigo en la causa de presunta malversación que investiga el Juzgado de Instrucción número 2, ha ejercido su derecho, al gozar de aforamiento, de afrontar la presente testifical por videoconferencia desde el despacho de su Consejería, en la calle Francesco Scrimieri, mientras que el juez y las distintas partes formulaban las preguntas desde una sala ubicada en el Edificio de los Juzgados, en la calle Angustias.

   A lo largo de casi hora y cuarto, la representante del Ejecutivo autonómico se ha mostrado categórica al asegurar que como consejera de Hacienda, cargo al que accedió en julio de 2003, y al que sumó en 2015 el de titular también de Economía, estuvo totalmente al margen de la polémica operación de alquiler y posterior compra de 'La Perla Negra', para la que se eligió la fórmula de delegación entre consejerías, de forma que su departamento cedió al del entonces titular de Economía, Tomás Villanueva, todas las gestiones después de que éste comunicara su intención de alquilar un inmueble en el que albergar todos los servicios centrales de esta última Consejería.

   Del Olmo, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas, ha confesado que esa delegación entre consejerías no era una fórmula común y, de hecho, fue la primera y única vez que se acudió a la misma, así como que Hacienda no realizó control alguno de esas gestiones sino que se limitó a dar cuenta.

   Así, hubo una primera encomienda de gestión de la Secretaría General de Hacienda en la de Economía y luego una segunda entre el secretario de Economía, Rafael Delgado, en Gesturcal, con la particularidad de que Del Olmo ha apuntado que desconocía la existencia de esta última hasta el día de hoy, como también asegura haber conocido ahora las dos tasaciones encargadas en 2009 por su departamento a Alia y Tinsa sobre el precio de compra de 'La Perla', cifradas en 39 y 41,7 millones, respectivamente.

   Aunque se necesitaban tres firmas para pagar dichas tasaciones, una de ellas la suya propia, la declarante reconoce que firmó pero que sólo ahora ha conocido que se trataba de valoraciones del precio de compra del edificio de Arroyo, al tiempo que ha asegurado que su Consejería tampoco tenía control alguno del gasto de alquiler y posterior adquisición porque ambas se hicieron a través de la sociedad pública Gesturcal, sometida a auditorías públicas pero que, en el caso concreto, no fue incluida en el Plan Anual de Auditorías entre 2006 y 2013, y ello, como así ha advertido la fiscal jefe, a pesar de que en un informe del Tribunal de Cuentas figurara como la más endeudada.

   También mantiene Del Olmo que no supo que en diciembre de 2005 el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) recogía que la ADE, dependiente de la Consejería de Economía, había sacado a concurso el proyecto de construcción de 'La Perla', pues, según las mismas fuentes, no tenía tiempo de leer el boletín.

   A lo largo de su declaración, la consejera ha justificado buena parte de su desconocimiento de los hechos en que su cometido principal es de "impulso político", no tanto de estar al corriente de las gestiones administrativas de su departamento, y, sobre todo, porque no era informada por sus dos más allegados colaboradores, la entonces secretaria general y hoy subdelegada del Gobierno en León, María Teresa Mata, y el director general de Presupuestos y Estadística, José Armando Baeta, y ello a pesar de que ambos fueran miembros de Gesturcal, sociedad en la que se fraguó la operación.

PÉRDIDA DE CONFIANZA EN SU SECRETARIA

   En este sentido, la consejera justifica lo ocurrido en quizás la falta de confianza mutua entre ella y su secretaria general, que fue finalmente cesada por la primera.

   Su testimonio como testigo ha servido también para conocer que la operación de 'La Perla Negra' no fue ni siquiera abordada por el Consejo de Gobierno de la Junta, pues, como así ha apuntado, no era relevante--el coste final supera los 70 millones--, así como para que Del Olmo negara contacto ni trato alguno con el empresario Germán Martín Giraldo y su sociedad Urban Proyecta PM3, propietaria del inmueble de Arroyo adquirido por la Junta y también de las oficinas que la Administración regional alquiló en Bruselas y que, por decisión de la Audiencia de Valladolid, habrá de investigarse en esta misma causa junto con el fallido polígono de Portillo.

   Durante el interrogatorio, la consejera ha negado también que el propio presidente de la Junta se pusiera en contacto con ella a raíz de que el hoy delegado territorial de la Junta y entonces vocal de Gesturcal, Pablo Trillo, trasladara a éste su disconformidad con los "disparatados" precios de alquiler y compra de 'La Perla', a pesar de que este último, investigado en esta causa, afirmara en su día que Juan Vicente Herrera se dirigió a Villanueva para que se dejara guiar por los técnicos de la Consejería de Hacienda.

   Tras la declaración de Del Olmo, está previsto que el juez del caso retome los interrogatorios a partir del próximo mes de septiembre en la persona, fundamentalmente, del que fuera secretario y viceconsejero de Economía y más tarde consejero delegado en Gesturcal, Rafael Delgado, y de la ex viceconsejera de Economía y presidenta de Gesturcal, Begoña Hernández, ambos en calidad de investigados, y distintos empresarios.

   El testimonio de Del Olmo se suma a la veintena de interrogatorios, unos como investigados y otros como testigos, iniciados en 2016 para aclarar, entre otros aspectos, distintas tasaciones, hasta nueve, sobre el valor del edificio ADE--la Junta pagó finalmente cerca de 70 millones de euros--y un supuesto delito de malversación en el que podrían estar implicados altos y exaltos cargos de la Junta y empresarios, así como las operaciones realizadas para la adquisición de un fallido polígono industrial en Portillo por el que la Administración regional desembolsó 35 millones de euros.

   La testifical de Del Olmo se produce días después de que la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid estimara el recurso del PSCyL y de la Fiscalía para que el Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid, que investiga presunto delito de malversación en el proceso de adquisición de 'La Perla Negra' y de terrenos para el fallido polígono industrial de Portillo, incorpore también a la causa el alquiler de sede de la Fundación ADEuropa de la Junta en Bruselas.

-. Firma: RAQU/AEC .-

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies