La Orquesta de Cuerda de la Oscyl ofrece hoy un concierto en el Auditorio de León dirigido por Gordan Nikolic

El Violinista Y Director Serbio Gordan Nikolic.
AUDITORIO DE LEÓN.
Actualizado 18/05/2012 8:29:14 CET

LEÓN, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Orquesta de Cuerda de la Sinfónica de Castilla y León (Oscyl), dirigida por el violinista y director serbio Gordan Nikolic, concertino de la Orquesta Sinfónica de Londres, actúa hoy en el Auditorio Ciudad de León a las 20.30 horas.

Nikolic será el encargado de dirigir las tres piezas que formarán parte del programa, además de interpretar una de ellas. El precio de las entradas para asistir al concierto es de 21 euros en platea y de 16 euros en anfiteatro.

El programa incluye la 'Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis, para orquesta de cuerda', de Ralph Vaughan-Williams (1872-1958); el 'Concierto para violín nº 1 en Do mayor', de Joseph Haydn (1732-1809) y 'Variaciones sobre un tema de Frank Bridge, para orquesta de cuerda, op. 10', de Benjamin Britten (1913-1976).

Al interés que Ralph Vaughan-Williams tiene por la música folklórica se suma el de la tradición compositiva inglesa por su preferencia por la armonía y por los modelos rítmicos, lo que se plasma en su 'Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis'.

Por su parte, Benjamin Britten utiliza para sus 'Variaciones sobre un tema de Frank Bridge' formas tradicionales con una clara inclinación hacia el Neoclasicismo, según ha informado el Auditorio Ciudad de León en una nota recogida por Europa Press.

Ralph Vaughan-Williams, autor de 'Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis, para orquesta de cuerda', estudió música con Charles Parry y Charles Stanford en el Royal College of Music de Londres y completó su formación, entre otros, con Max Bruch en Berlín y el compositor Maurice Ravel en París.

UN GRAN SINFONISTA

Gran sinfonista, dedicó parte de su vida a la creación de un estilo musical nacionalista, estilo que en parte encontró durante la primera década del siglo XX después de haber recopilado, estudiado y arreglado un gran número de temas folclóricos de su país. El reconocido compositor fue también profesor de música, editor musical, director de orquesta y de coros y se empeñó en la organización de eventos musicales, como el reconocido Festival de Leite Hill.

Falleció en Londres el 1958 y dejó nueve sinfonías, así como óperas, obras corales, música para ballet y un gran número de piezas instrumentales, himnos y música para banda, radio y cine.

En cuanto a Joseph Haydn, autor de 'Concierto para violín nº 1 en Do mayor', posiblemente fue uno de los compositores más prolíficos y reconocidos del siglo XVIII y llevó la forma sonata, los cuartetos de cuerda y la sinfonía a su "mayor refinamiento".

Escribió 104 sinfonías y 68 cuartetos de cuerda, además de dos grandes oratorios e innumerables sonatas, tríos para piano, piezas de cámara, óperas y obras religiosas. En la vida del compositor, el violín jugó un rol muy importante.

HAYDN Y MOZART

Así, cuando Mozart le dedicó seis de sus cuartetos, piezas de difícil ejecución, los interpretaron en grupo: Haydn al violín y Mozart a la viola. Muchas de sus obras incluyen este instrumento, entre los cuales se encuentran cuatro conciertos donde el violín tiene un papel protagonista.

El programa lo completa 'Variaciones sobre un tema de Frank Bridge, para orquesta de cuerda, op. 10', de Benjamin Britten, que fue una promesa musical "de excepción" desde su infancia. A los 12 años ya había compuesto seis cuartetos de cuerda, diez sonatas, numerosas piezas para piano y muchas canciones.

Sin embargo, fue gracias a las clases de composición y el apoyo de su maestro Frank Bridge cuanfo Britten pudo perfeccionar su genio natural y convertirse en un pilar de la música inglesa del pasado siglo. Bridge le mostró las diversas formas de composición orquestal y le ayudó a buscar su propio estilo.