Los palentinos arropan un año más al 'Obispillo' a pesar de la lluvia

 

Los palentinos arropan un año más al 'Obispillo' a pesar de la lluvia

Publicado 04/01/2016 20:19:54CET

PALENCIA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los palentinos han vuelto a arropar un año más la fiesta del 'Obispillo' que desde hace unos años se ha recuperado en la capital palentina, a pesar de la lluvia que ha caído durante este lunes.

En lugar del tradicional 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, Raúl Tejido, integrante desde hace dos años de la escolanía 'Niños de Coro' de la Catedral, ha sido investido este lunes como el nuevo Obispillo para dar continuidad a una festividad que se remonta al siglo XIII) en la que se conmemora la figura de San Nicolás de Bari, Obispo que falleció muy joven y que al morir dejó todas sus riquezas a los niños y a los pobres.

Un cambio de fecha debido a que 20 de los integrantes del coro infantil han participado en Roma en el 'Congreso Internacional de Pueri Cantores', que se ha desarrollado en la capital italiana del 28 de Diciembre al 1 de Enero.

Así, el Obispillo ha sido investido en la Ceremonia que ha tenido lugar en la Catedral de Palencia, en la que ha participado la Escolanía 'Niños de Coro', para después partir en una comitiva montado en un caballo blanco hasta la escalinata del Ayuntamiento para hacer sus peticiones al edil palentino.

Comitiva que ha estado compuesta por danzantes, grupo de pequeños burros conducidos por pajes que iban repartiendo mandarinas y caramelos, cargados en las alforjas de los animales, un paje mayor a caballo, y la Banda de Cornetas de la Asociación Cultural Padre Nuestro.

El Obispillo de este año, Raúl Tejido Gallego, tiene diez años, es alumno de Quinto de Primaria del Colegio Blas Sierra, es gran aficionado al deporte (juega en el equipo alevín del CD San Juanillo) y destaca por su carácter inquieto, alegre, extrovertido, sociable y leal con amigos y compañeros.

La Festividad del Obispillo dejó de celebrarse en el siglo XIX, al decidir los obispos sustituir la figura de San Nicolás por la de los Reyes Magos de Oriente, debido a la paganización que del santo se había producido, fundamentalmente en Norteamérica, donde se había convertido en Santa Claus.

Esta fiesta se retomó a finales del siglo pasado y en ella se inviste al que hace las veces del danto como autoridad eclesiástica el día de la festividad del Santo, convirtiéndose en el representante de los niños de la diócesis ante las distintas autoridades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies