El Plan de Aprovechamientos de Lobo fija un cupo de 143

Un grupo de lobos en el monte.
ARTUR OLIVEIRA/CIBIO-UP
Actualizado 08/08/2016 11:13:11 CET

VALLADOLID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica en su edición de hoy, lunes, la aprobación del Plan de Aprovechamientos Comarcales de lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León para las temporadas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019 con un cupo de 143 cánidos, como el pasado año.

Según consta en la resolución recogida por Europa Press, aunque este Plan estará vigente para las temporadas cinegéticas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019 en aplicación del artículo 16.4 del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León los cupos de caza aprobados podrán ser objeto de modificación mediante resolución de la Dirección General del Medio Natural.

Este plan de aprovechamientos comarcales fija como primera condición la caza del lobo, conocido como 'canis lupus', únicamente en los terrenos situados al norte del río Duero de Merindades Oeste y Este, Páramos, Sabinares, Burgos Centro-Oeste, Bureba-Ebro y Sistema Ibérico-Demanda, en Burgos, con un cupo de 15, y Fuentes Carrionas, cotos de Guardo, Cervera y Aguilar, El Cerrato y Tierra de Campos y Saldaña-Valdavia y Boedo-Ojeda, en Palencia, con un cupo de 30.

En León, con un cupo de 53 cánidos, se da el visto bueno a la caza en las comarcas de Mampodre y Riaño, Ancares, Astorga y La Bañeza, cotos de la montaña de Riaño y de El Bierzo, La Cabrera, la montaña de Luna, Tierras de León, El Páramo, Esla-Campos y Sahagún, y en la provincia de Zamora se podrán cazar un máximo de 40 lobos en Aliste, La Culebra, Sanabria, Benavente-Los Valles y Campos-Pan.

Finalmente, en Valladolid, con un cupo de cinco lobos, se podrán cazar animales en el norte del Duero, y ninguno en Soria.

Los cupos comarcales se repartirán entre los distintos terrenos cinegéticos que tengan autorizado el aprovechamiento de lobo por las correspondientes resoluciones de aprobación de sus planes cinegéticos y se tendrá en cuenta la consecución de los objetivos de minorización de daños y máxima oportunidad y posibilidad de ejecución de los cupos.