Los planes para desarrollar el Parque Agroalimentario de Valladolid entre 2020 y 2030 dependen del bypass de mercancías

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Los planes para desarrollar el Parque Agroalimentario de Valladolid entre 2020 y 2030 dependen del bypass de mercancías

El concejal de Urbanismo presenta el proyecto del Parque Agroalimentario
EUROPA PRESS
Publicado 16/11/2016 14:10:15CET

El Ayuntamiento prevé una inversión de 100 millones de euros más 50 de la estación intermodal, de la que esperan que se haga cargo Adif y Renfe

VALLADOLID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha detallado este miércoles la planificación con la que pretende abordar el Parque Agroalimentario junto a los nuevos talleres ferroviarios, que comenzará con una primera fase de proyecto antes de iniciar las obras que se desarrollarían principalmente entre 2020 y 2030, incluida la estación intermodal de mercancías, por lo que la velocidad con la que se avance en él dependerá de que se concluya la paralizada variante ferroviaria.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, han explicado el proyecto en una rueda de prensa en la que el regidor ha aseverado que se había "hablado mucho" de estos planes, pero hasta su llegada al equipo de Gobierno se había "hecho poco". Al mismo tiempo, ha advertido de que "todo el mundo" coincide en que "si la ciudad puede ser referente en algo" es en el sector agroalimentario.

La plataforma, que se ubicaría junto al nuevo complejo de talleres de Renfe, pretende reunir a empresas del sector inicialmente en estos terrenos, pero también con conexión con áreas como la de Palomares, donde el anterior equipo de Gobierno preveía ubicarlo, y con otros polígonos existentes en la ciudad y en municipios del alfoz.

El desarrollo de la propuesta de esta Plataforma Agroalimentaria se "complementa y refuerza" con el desarrollo de una nueva terminal intermodal en el complejo ferroviario de Renfe, cuya puesta en marcha aún está pendiente. Para avanzar a una velocidad adecuada en el proyecto, como ha explicado el regidor, sería necesario que se retomara la creación del 'bypass' de mercancías, que se incluía en el proyecto ferroviario de Valladolid pero que quedó paralizado hace más de cinco años.

"Sin bypass se puede hacer el proyecto, otra cosa es que sea la forma más óptima de funcionar", ha explicado el primer edil, quien ha matizado que si se pone en marcha el parque agroalimentario sin esta variante, podría suponer una "pérdida de tiempo" e incluso de "interés" por parte de alguna de las empresas que pueden estar interesadas. Mientras tanto, Manuel Saravia ha advertido de que "si no se hace el bypass esto no funciona".

La estación intermodal, según el proyecto elaborado por el Ayuntamiento, tendría un coste de unos 50 millones de euros y el equipo de Gobierno entiende que Renfe y Adif "van a ser los mayores beneficiarios" con su puesta en marcha, ya que incorporarán un buen número de clientes de mercancías.

Se trabaja con un horizonte de planificación para la entrada en servicio de la Plataforma Agroalimentaria, con una primera fase de desarrollo de proyectos entre 2017 y 2019, con lo que la ejecución de las obras podría comenzar en 2020, con una primera fase hasta 2025 y continuación al menos hasta 2030, si bien si el proyecto cumple las expectativas y se puede extender a otras zonas de la ciudad y el alfoz se prolongaría hasta 2050.

El primer paso se ha dado en la Junta de Gobierno municipal celebrada este miércoles, en la que se aprobado la comunicación del interés del Ayuntamiento en acudir a la convocatoria de ayudas para proyectos logísticos de 2017, concretamente en la denominada como 'prioridad 334'.

EL 'ESPACIO RACIMO'

Esta hipotética ampliación sería lo que el alcalde y el concejal de Urbanismo han definido como un 'espacio racimo' relacionado con la logística, la industria y el sector agroalimentario, que implicaría también a otras parcelas industriales y polígonos de la ciudad --Palomares o San Cristóbal-- y de municipios del alfoz --polígono de la Mora, Tudela de Duero o el entorno del aeropuerto de Villanubla, entre otros--.

La estimación de los costes de ejecución parte de la cuantificación de superficies y se distribuye con un viario estructurante de 15 hectáreas, corredores verdes con 60 hectáreas, el nuevo complejo intermodal, con 69; mientras que el suelo de la propia plataforma inicialmente incluiría 204 hectáreas en la zona que ocuparían las áreas homogéneas de Páramo de San Isidro y Arroyo Velilla, así como 35 hectáreas más de Centrolid y Mercaolid, que aunque no están cercanas a los terrenos del parque agroalimentario, se incluyen en área delimitada.

Además, se estima una reserva de suelo para futuras fases con 169 y 207 hectáreas.

Los costes de ejecución estimados, según los criterios de cálculo, si se incluyen los costes de ejecución de la nueva terminal intermodal serían de 148.213.685 euros, de modo que si se descuentan los 50 millones de euros estimados para la ejecución del proyecto ferroviario, el coste de la Plataforma Agroalimentaria se quedaría en 98.213.685,71 euros.

A esta cantidad se añaden los costes asociados a la redacción de los estudios, procedimientos y proyectos, que se estiman en un total de 1,6 millones de euros, que es la cifra que se propone para la próxima convocatoria de ayudas europeas de 2017.

CONSORCIO DE LAS ADMINISTRACIONES

El Ayuntamiento coordina también las conversaciones para la creación de un consorcio entre las diferentes instituciones y empresas interesadas en participar en el proyecto agroalimentario. Según Puente, la Junta de Castilla y León, a través de Cylog y la entidad estatal Mercasa ya comunicaron hace casi un año su intención de formar parte del mismo, si bien la segunda, al estar el Gobierno central en funciones, todavía está pendiente de confirmar su interés.

"Estamos desde diciembre esperando a que Mercasa formalice su participación", ha explicado el regidor, quien ha añadido que el Ayuntamiento espera contar también con la organización de empresas agroalimentarias de Castilla y León Vitartis.

El alcalde ha subrayado que el proyecto es "indispensable a largo plazo", pues considera que Valladolid se encuentra "en una encrucijada" para definir "en lo que quiere ser referente", por lo que ha manifestado que entiende que el proyecto cuenta con el consenso de todos los grupos del Ayuntamiento, pues ha apuntado que el PP incluía el Parque Agroalimentario en su programa, aunque en la ubicación de Palomares.

Puente ha defendido el cambio de ubicación a las proximidades de los nuevos talleres en motivos estratégicos y de logística, pues la presencia del complejo ferroviario permite acudir a la convocatoria de ayudas "no sólo con planos y dibujos, sino con realidades". De hecho, ha apostillado que entre las razones que había para situar el complejo en Palomares "ninguna era por estrategia del proyecto" y que el actual equipo de Gobierno no tiene "interés especulativo".

El alcalde ha añadido que en el proyecto trabajan hasta cuatro áreas municipales, como las de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Desarrollo Económico, Seguridad y Movilidad y Medio Ambiente.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies