La Pasión plasmada en hierro por Raimundo Rubal

 

La Pasión plasmada en hierro por Raimundo Rubal

Escultura de Raimundo Rubal en la Plaza de Portugalete
EUROPA PRESS
Actualizado 29/03/2017 13:56:33 CET

VALLADOLID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La plaza vallisoletana de Portugalete acoge desde este miércoles la exposición 'Redención del Hombre', con cuatro esculturas de grandes dimensiones en las que el gallego Raimundo Rubal plasma en hierro su visión sobre los sentimientos y la pasión de Cristo.

La concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Ana Redondo, el obispo auxiliar de la Diócesis, Luis Argüello; el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, Felipe Esteban, y el propio autor de las obras, han presentado estas esculturas, que se pueden ver en el lateral de la Catedral en la plaza de Portugalete hasta el próximo 16 de abril, domingo de Resurrección.

Se trata de cuatro grandes estatuas, principalmente realizadas en hierro, con más de 5.000 kilogramos de peso y dos metros de altura a las que el artista de Mondoñedo (Lugo) ha explicado que ha dedicado "años de trabajo", pues las ha realizado en distintas etapas de su carrera y cada una supone un mínimo de "cinco o seis meses".

Las esculturas están realizadas en hierro y piedra, pues el autor ha explicado que quería plasmar en el metal "los sentimientos" que genera la Pasión de Cristo y considera que Dios ha "iluminado" sus manos para expresar todo ello en hierro.

Rubal ha llevado ya su exposición a distintos puntos de Galicia donde se celebran procesiones de Semana Santa, como Lugo, Ferrol o Viveiro (Lugo). No obstante, ha explicado que en Valladolid será la primera vez que se pueda ver la obra 'Cristo Resucitado'.

Además, se exponen en este "punto estratégico" de la ciudad, debido a que por aquí pasarán durante la Semana Santa miles de visitantes, vallisoletanos y cofrades, las obras 'La tercera caída de Jesús', para la que Rubal tomó como modelo a su propio hijo; 'La crucifixión de Cristo', que une a Jesús, en metal, con María Magdalena, en granito; y 'La Piedad'.

Rubal también ha querido destacar el "orgullo" que siente al poder traer sus obras a Valladolid, donde "tanto trabajó" su paisano lucense el escultor Gregorio Fernández.

"APUESTA NOVEDOSA"

La concejal Ana Redondo ha subrayado que se trata de una "apuesta novedosa" para esta Semana Santa, con un escultor que aúna la faceta religiosa y artística y con la reflexión que apunta que "todo tiene un final, que no es la muerte", sino la resurrección.

La edil socialista ha incidido en que la Semana de Pasión es "uno de los grandes acontecimientos" para Valladolid, no sólo en lo relativo a la espiritualidad y a la manifestación cultural, sino también como recurso turístico y económico. "Todo lo que sea enriquecedor para la ciudad lo apoyará el Ayuntamiento", ha recalcado.

Por su parte, el presidente de la Junta de Cofradías, Felipe Esteban, ha recordado que la agrupación que encabeza ya trató de traer la obra de este escultor el pasado año, aunque no fue posible, pero han mantenido el interés para que pueda estar ahora.

El representante de las cofradías ha considerado que la presencia de estas esculturas en la vía pública puede ser una muestra de la conveniencia de dedicar una estatua a los cofrades, algo que ha explicado que espera tratar con la Concejalía de Cultura una vez concluya la próxima Semana Santa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies