La policía de Miranda de Ebro (Burgos) detiene al presunto autor de diez robos en pisos de la localidad

Objetos Recuperados De Robos En Miranda (Burgos)
SUBDELEGACIÓN BURGOS
Actualizado 05/12/2011 18:14:08 CET

MIRANDA DE EBRO (BURGOS), 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Policías de la Comisaría de Miranda de Ebro (Burgos) han detenido a D.L.P., de 28 años, con numerosos antecedentes, como presunto autor de al menos diez delitos de robo con fuerza en las cosas, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Ya en el mes de octubre, este sujeto fue puesto a disposición judicial por hechos de idéntica naturaleza. Por tal motivo, se registró su domicilio, donde le fueron intervenidos numerosos objetos.

Las indagaciones posteriores han permitido esclarecer diez robos con fuerza y devolver a sus dueños numerosos objetos (un televisor de pantalla plana, una cámara de fotografía con dos objetivos, DVD, herramientas, mochilas...etc).

En alguno de los robos cometidos en viviendas, por el procedimiento de escalo y situadas próximas a su domicilio, el ahora detenido incluso se detuvo a comer y a tomar refrescos que cogía de la despensa, mientras que en otro estuvo acostado en la cama, dejándola deshecha. En otro piso trató de llevarse la caldera de gas, aunque no consiguió desmontarla totalmente.

Otro robo se produjo en un comercio, al que entró con una llave y donde sustrajo efectos por valor de 4.500 euros, y el resto en un bar, al que forzó la puerta partiéndola en dos, y en trasteros ubicados en zonas de garajes, donde entraba para robar en los vehículos estacionados.

Los investigadores le consideran autor de unos ochenta robos, cometidos por la noche y con el mismo 'modus operandi', actuando en la zona próxima a su domicilio, a menos de diez minutos a pie.

La colaboración con la Policía Autónoma de Álava ha permitido la recuperación de numerosos objetos que estaban en un establecimiento de compraventa de segunda mano en la ciudad de Vitoria, donde el individuo acostumbraba a venderlos.

Todavía quedan en Comisaría numerosos efectos procedentes del piso del detenido que no han sido reconocidos, pues algunas víctimas de robo no han acudido a las dependencias policiales, pese a haber sido emplazadas, por el escaso valor de lo sustraído (llaveros, bisutería y pequeños objeto).

Desde su puesta a disposición, se han visto reducidos ostensiblemente los robos con fuerza en la ciudad.