El PP advierte de que la subrogación de trabajadores de Aguas de Valladolid "pone en riesgo" a 100 trabajadores

Publicado 25/05/2017 10:54:58CET

VALLADOLID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este jueves que el acuerdo de subrogación aprobado por el Consejo de Administración de la Entidad Pública Empresarial del Agua de Valladolid puede "poner en riesgo" a 100 de los 171 trabajadores de la compañía porque modifica "sustancialmente" sus condiciones de trabajo y podrían perder el empleo "en tres años" si no superan una oposición.

Los 'populares' han explicado que votaron este miércoles en contra del documento de subrogación de los trabajadores de Agualid porque creen no se les da "toda la información" y porque con el aumento de jornada se les puede estar modificando sustancialmente las condiciones de trabajo.

Los Populares consideran que se pone en riesgo la continuidad de los trabajadores dado que "aproximadamente un centenar de ellos" pasarían bajo la condición de indefinidos no fijos, lo que supone que sus puestos de trabajo tendrían que salir a oferta pública en un plazo no superior a tres años y competirían en condiciones de igualdad con "todos los ciudadanos que quisieran optar a esas plazas".

La normativa para los empleados públicos, han explicado desde el PP, establece que los puestos de trabajo tienen que ofertarse para su cobertura a todos los ciudadanos y cubrirse conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad, sin que pueda existir ningún trato preferente para los que ahora ocupan las plazas.

Por otra parte, los 'populares' consideran que se podría estar produciendo una modificación sustancial de las condiciones de trabajo al ampliarse unilateralmente la jornada de los trabajadores desde el día 1 de julio en 2 horas y media semanales, al pasar de 35 a 37,5 horas a la semana. Esa ampliación, según el PP, no conlleva contraprestación alguna y "no sólo altera el régimen de jornada y horario, sino que incluso supone una bajada salarial al cobrar lo mismo por trabajar 10 horas más al mes".

El Grupo Municipal Popular considera que Puente "no tuvo en cuenta este aspecto" en el cambio de gestión del agua municipal, con lo que le acusan de crear "un claro perjuicio a 100 familias de la ciudad que ven peligrar su futuro laboral".

Los 'populares' consideran que, hasta el momento, el cambio de sistema de gestión del agua pública "sólo ha servido para perder ingresos, generar más gasto público con nuevos contratos de servicios y, lo que es peor y más duro, poner en peligro el futuro laboral de 100 personas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies