El PP se queda sin representación en Villacastín (Segovia)

Actualizado 19/12/2016 19:22:07 CET

SEGOVIA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro concejales que mantenía el Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Villacastín (Segovia) tras la baja del alcalde, Jesús Grande, como militante de la formación, una vez inhabilitado por sentencia judicial por prevaricación, también han solicitado su salida de la estructura, que se ha certificado en la tarde de este lunes.

Así lo ha confirmado el presidente provincial de los populares, Francisco Vázquez, durante el acto de elección de los compromisarios que representarán al PP de Segovia en el próximo congreso nacional de la formación.

Vázquez ha argumentado que esos cuatro ediles pasarán, presumiblemente y junto al regidor, a conformar un grupo independiente en la Corporación municipal, por lo que el PP se queda sin representación en ese Consistorio segoviano.

El líder provincial de los populares ha indicado que los cuatro concejales han preferido tomar esta decisión que dejar su acta. Según Vázquez, "miran primero por su pueblo", algo que al presidente del PP segoviano le parece "bien.

Después de que Ciudadanos haya solicitado que el propio grupo municipal del Partido Popular plantease una moción de censura contra Jesús Grande para que dejase la Alcaldía de Villacastín, Vázquez ha puntualizado que al haber dejado el PP tanto él como el resto de los concejales, la formación ya no puede actuar.

Asimismo, ha acusado a la formación naranja de ofrecer informaciones "sesgadas" y ha subrayado que el pacto alcanzado entre PP y Ciudadanos es "para cuestiones de corrupción", mientras que el episodio que ha rodeado a Jesús Grande es una "contratación administrativa".

Los hechos se refieren a la contratación de un oficial de segunda en 2013 para desempeñar labores de electricista, que no tenía la titulación exigida. Al parecer, el Servicio Público de Empleo de Castilla y León había propuesto al Ayuntamiento de Villacastín varios candidatos que sí reunían las características necesarias. Grande ha defendido su inocencia y ha argumentado que en el proceso se ha seguido la práctica habitual en el Consistorio del municipio.

Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Segovia ha condenado al regidor a siete años de inhabilitación por prevaricación en esa contratación. Una fallo que puede ser recurrido.