PP rechaza "cantos de sirena electoralistas" sobre la equiparación salarial de las enfermeras que comparte

Publicado 07/03/2018 14:03:15CET

VALLADOLID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Popular ha rechazado este miércoles los "cantos de sirena o gritos" para reivindicar la equiparación salarial de las enfermeras y matronas de Castilla y León con las profesionales de los diferentes servicios de salud autonómicos, un objetivo que comparten los 'populares', según ha asegurado el procurador Alejandro Vázquez, quien ha abogo por afrontar este asunto desde la responsabilidad y no con aspiraciones "difíciles" e "irreflexivas" en "una carrera sin límites".

El PP ha rechazado con estos argumentos una Proposición no de Ley (PNL) defendida por el Grupo Parlamentario Socialista para equiparar las retribuciones de las cerca de 11.000 enfermeras que hay en Castilla y León que están en estos momentos en el 15 puesto por la cola en salario con hasta 10.000 euros de diferencia al año respecto a las de Murcia.

"No soy la autora intelectual de la PNL, la hago mía copiando al dictado la petición del Sindicato de Enfermería", ha explicado la proponente, Mercedes Martín, ante las críticas del Partido Popular a una PNL que "goza de inconcreción", que "destila electoralismo y oportunismo" y que tiene "grandes dosis de populismo", en palabras de Alejandro Vázquez, que ha propuesto una alternativa a modo de enmienda para analizar los diversos conceptos retributivos y acordar los incrementos que sean necesarios para eliminar esas discriminaciones retributivas con el objetivo de situar esas retribuciones en la media del SNS en un periodo de tres años.

"Su libro está muy bien", ha ironizado Martín que ha instado al PP a presentar sus seis propuestas en el próximo pleno para el que ha garantizado el voto a favor de los socialistas que han preferido mantener hoy su texto íntegro con peticiones como recuperar de forma efectiva la jornada laboral de las 35 horas, que también contempla el PP que pide dirigirse para ello al Gobierno de España.

El PSOE ha mantenido su propuesta de resolución para eliminar las unidades de gestión clínica tumbadas por el TSJCyL, ante lo que Vázquez ha recordado que allí donde gobiernan los socialistas sí existe este modelo de gestión.

"No dejen en mal lugar a su jefe en el PP en su fiebre por ordenar la sanidad", ha ironizado también Martín que ha invitado a los 'populares' a sumarse a esta propuesta de las enfermeras de Castilla y León para que el presidente del PP, Alfonso Fernández Mañueco, vaya con los deberes hechos a su "agenda completa" y "paseítos" con los distintos colectivos.

Desde el Grupo Mixto, su portavoz, José Sarrión, de IU, ha trasladado su "absoluto apoyo" a esta PNL convencido de que en Castilla y León hay una "fuerte discriminación salarial" en función de los distintos ámbitos de atención. "Nos avalan los tribunales y se tiene que echar para atrás este modelo cuando antes", ha reclamado respecto a la eliminación de las unidades de gestión.

Por parte de Ciudadanos, el procurador Manuel Mitadiel se ha mostrado dispuesto a apoyar la PNL del PSOE "por el espíritu que transmite" y por compartir los "objetivos fundamentales", como acabar con la menor retribución salarial de las enfermeras de Castilla y León con "algunas dudas" sobre las unidades de gestión clínica.

"Existen más profesiones sanitarias que están en las mismas condiciones", ha recordado el procurador de la formación naranja, quien se ha preguntado con qué comunidad autónoma se busca la equiparación salarial.

En el caso de Podemos, Laura Domínguez también ha dado el visto bueno a la PNL del PSOE por coincidir con una propuesta de la formación morada en similar sentido en la respectiva comisión en las Cortes. "Las políticas del PP demuestran que no respetan a los trabajadores públicos", ha lamentado Domínguez, quien ha cargado contra la "ineficaz" gestión de los servicios en Castilla y León para añadir a los problemas salariales la "cuestión generacional" sin capacidad para flexibilizar laboralmente los puestos de enfermería pasados los 60 años.