El PP de Valladolid reclama a Puente que dimita

 

El PP de Valladolid reclama a Puente que dimita

Martínez Bermejo comparece junto a concejales del Partido Popular
EUROPA PRESS
Actualizado 26/04/2017 14:47:56 CET

Bermejo acusa al PSOE de pedir a sindicalistas que le ataquen y difamen por dejar su trabajo en la Junta para acudir a labores municipales

VALLADOLID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha reclamado al alcalde, Óscar Puente, que dimita después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León haya ratificado la nulidad de los acuerdos tomados en el Pleno del Ayuntamiento por los cuales se redujeron las percepciones de los concejales sin dedicación exclusiva, ya que ha considerado que fue un intento de "venganza" contra los ediles de la oposición a quienes, además, pretendía "controlar".

El edil del PP, uno de los afectados por la decisión que vio reducida su retribución de 785 a 229 euros mensuales según ha explicado, ha comparecido ante los medios de comunicación acompañado por el portavoz del Grupo Municipal, Jesús Enríquez, y las otras dos concejales con dedicación exclusiva, Mercedes Cantalapiedra y Mayte Martínez.

"Si tiene vergüenza política debería dimitir", ha aseverado Martínez Bermejo, quien ha considerado que los tribunales por segunda vez han considerado "discriminatorio, desproporcionado" y "contrario a los artículos 14 y 23 de la Constitución" la moción que considera que el Partido Popular impulsó para "subyugar antidemocráticamente a los concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento".

Los 'populares' han considerado que este nuevo fallo de la Sala de lo Contencioso del TSJCyL confirma el "varapalo" a la "venganza" que quiso ejercer el alcalde después de "no querer asumir el cumplimiento de la Ley con respecto a su sueldo", el cual se vio reducido en 2016 de 82.900 euros a 76.500 a través de una enmienda presentada por el Grupo Municipal Popular que proponía cumplir un punto de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que limita esa cantidad a un 90% de la que percibe un secretario de Estado.

El acuerdo doblemente revocado en los tribunales respondía al comportamiento de "acción-reacción" que Martínez Bermejo considera que "acostumbra" Puente cuando se encuentra con una decisión contraria a sus intereses, la cual además fue apoyada por el denominado "tripartito", en referencia al equipo de Gobierno formado por el PSOE y Valladolid Toma la Palabra, así como el Grupo de Sí Se Puede, que en junio de 2015 apoyó la investidura del propio Puente.

"Por primera vez un Gobierno municipal de Valladolid, el presidido por Óscar Puente, ha sido sentenciado, y por dos veces, por decisiones en contra de principios esenciales de la Constitución Española", ha aseverado el presidente del Grupo Popular, quien ha recalcado que la sentencia indica que el Ayuntamiento "no es quien" para "controlar" el trabajo de los concejales sin dedicación exclusiva.

"No sólo no tenemos un alcalde sin ideas, o que las ha abandonado muy rápido, o sin valor, sino que tenemos un alcalde que quiere tener sometidos a los concejales de la oposición", ha apostillado el líder de la oposición municipal, quien ha recordado que "lo que diferencia" al Estado de Derecho de un "régimen autocrático" es que si un alcalde toma una decisión contraria a la Constitución "debe responder por ello".

Más allá, Martínez Bermejo ha asegurado que el alcalde y otros miembros del PSOE del Ayuntamiento han ejercido "ataques" y "persecución" a los concejales de la oposición a quienes querían controlar, ya que ha mantenido que al no poder lograr este objetivo han "conminado a representantes sindicales afines" a "atacar y difamar" a su persona por las ocasiones en las que deja su puesto de trabajo en la Junta de Castilla y León para atender a sus labores municipales.

De hecho, ha acusado directamente a uno de los integrantes de la lista del Partido Socialista en 2015 y representante sindical de "incomodar" a concejales del Ayuntamiento de Valladolid en sus puestos de trabajo. Incluso ha apostillado que esta persona --aparentemente Marcial Barba-- podría acceder al acta de concejal si dimite una edil por "pagar compras con una tarjeta del sindicato", en referencia a Victoria Soto; o un concejal por "colocar a su cuñada" en el Ayuntamiento, en referencia a Antonio Gato.

Por su parte, Martínez Bermejo ha recalcado que tiene "cumplidas" todas sus obligaciones legales en el puesto de trabajo y ha reprochado a Óscar Puente que "desconoce" que los trabajadores de la función pública tienen posibilidad de tomar días de vacaciones, permisos y moscosos y, en lugar de cogerlos para "estar con su familia o para cuestiones personales" lo hacen para hacer "actos como el de hoy", en relación a la rueda de prensa que ha ofrecido.

EL ALCALDE EN EL CAMPO DE GOLF

Asimismo, el edil del PP ha acusado al alcalde de que "hace unos meses" y al menos en una ocasión "se fue a jugar al golf a las 12 del mediodía hasta las seis de la tarde costándole a los ciudadanos de Valladolid 100.000 euros".

Cabe apuntar que el alcalde de Valladolid cobró, según los datos oficiales, 82.900 euros anuales durante unos meses en 2015 y 76.500 a partir del 1 de enero de 2016.

Además, Martínez Bermejo ha reprochado que el primer edil haya asegurado en su valoración sobre la sentencia del TSJCyL que algunos concejales cobran "doble" por las horas en las que dejan su puesto de trabajo para atender labores municipales, ya que le ha recordado que "no es una retribución ni indemnización", sino una compensación por asistencia a plenos y comisiones, lo que implica unas horas de trabajo que los concejales "le quitan al que pasan con sus familias en casa".

En todo caso, Martínez Bermejo ha manifestado que sus salidas del puesto de trabajo son "un derecho constitucional" y ha considerado que las administraciones públicas "saben como controlar" estas situaciones. Sobre ello, ha apuntado que el primer edil "puede hacer lo que crea" judicialmente, pero sobre todo le ha instado a que "por lo menos" cumpla la legalidad.

El presidente del Grupo Popular ha mostrado el recibo de una "compensación" que ha recibido del Ayuntamiento por una cantidad de 229 euros. "Si esto es compensar y vivir de la política, que venga el señor Puente y me lo diga", ha recalcado Martínez Bermejo, quien ha defendido que el propio Puente "en su blog" consideraba escasos los 785 que percibía como jefe de la oposición municipal hace unos años.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies