PradoRey presenta la añada 'Crianza 2008' tras suspender la salida al mercado de la de 2007

Actualizado 09/11/2011 15:22:44 CET

VALLADOLID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La bodega de PradoRey, ubicada en la Ribera del Duero, ha presentado una nueva añada, el 'PradoRey Crianza 2008', que sustituya a la de la cosecha 2006 tras suspenderse la salida al mercado de la de 2007 y la de sus reservas por no cumplir con las cualidades que exigen estos caldos, "más carnosos y con un tanino más longevo".

De este modo, la bodega de la Ribera del Duero pretende demostrar su compromiso con la calidad y la "esmerada elaboración" de sus vinos, "que no se elaboran en todas las añadas, sólo en aquellas excepcionales que demuestran su alto potencial y cualidades para su larga crianza en barrica y en botella".

En un comunicado de prensa recogido por Europa Press, el director técnico de PradoRey, Ángel Luis Margüello, ha explicado que, aunque la cosecha 2007 es "muy buena", al igual que la de 2008, según sus palabras, y que ambas han resultado "excelentes" para vinos jóvenes y robles, "sólo la de 2008 reúne una calidad enológica y climatológica óptima para mantener el nivel de exigencia que tiene nuestra bodega en los vinos de alta gama".

Así, ha precisado, la cosecha de 2008 producirá vinos de Crianza "austeros e inconfundibles" que recuerdan a "ciertos Riberas de antaño" que "creo que se echaban de menos". "Vinos para el disfrute del consumidor, con menos graduación alcohólica, en definitiva, más para beber y disfrutar que para catar", ha continuado Margüello.

Según ha explicado, para la elaboración de este vino se seleccionan "las mejores uvas" del Pago Valdelayegua. Con una altitud media de 815 metros, produce uvas de "gran color y estructura" debido a la alta proporción de arcillas calcáreas, fruto de la sedimentación de partículas del río Gromejón.

Tras permanecer 39 meses en barrica y botella, la nueva cosecha 2008 se caracteriza en su fase visual por su color rojo picota, con intensos matices azulones de capa intensa y brillante. "De alta Intensidad en aromas, destaca el predominio de la fruta roja madura con sensaciones dulzonas aportadas de su paso por barrica", han explicado las mismas fuentes, que han indicado que, en boca, el vino "resulta muy sabroso, con taninos redondos y su frescura sorprende al paladar para concluir con un asombroso final aterciopelado y frutal".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies