Un presunto autor del robo de las coronas de la Virgen de la Fuencisla se entrega en el Juzgado

Actualizado 25/01/2012 22:07:48 CET

SEGOVIA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un presunto autor del robo de las coronas y de la bola del mundo de la imagen de la Virgen de la Fuencisla se ha entregado en la tarde de este jueves en el Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia.

Según informan a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno, el supuesto autor, con iniciales B.M.D, ha acudido al juzgado acompañado de su abogada y ha pasado a disposición judicial una vez ha puesto los hechos en conocimiento de la Policía.

La Policía Nacional continúa con la investigación. Fuentes cercanas a la misma han indicado esta mañana que había al menos dos personas identificadas con vinculación al robo, si bien se desconoce si una de ellas es la que se ha entregado esta tarde en el Juzgado.

Los dos identificados tienen residencia en Segovia y son delincuentes no profesionales a la vista de los procedimientos utilizados para el robo. Los ladrones, que saltaron la verja de varios metros del presbiterio y treparon por el retablo para sustraer las piezas, dejaron abandonada en los jardines del templo la aureola de la Virgen, al parecer porque se habían percatado de la presencia de una patrulla de Policía en la zona en el momento del robo. Después, ocultaron su botín en una paraje en las inmediaciones del Santuario.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, quien ha hecho entrega de las reliquias este martes al obispo de Segovia, Ángel Rubio, ha incidido en que la operación está muy avanzada y que en los próximos días habrá "noticias muy gratas" en este sentido, por lo que se esperan nuevos arrestos en corto espacio de tiempo.

"Igual que la Policía ha sido eficaz en recuperar las piezas, seguro que lo será para detener a los autores", ha subrayado.

Fue una perra de la Unidad de Guías Caninos de la Policía de Madrid la que localizó ayer las joyas, que se encontraban en buenas condiciones en la ribera del río Eresma, en una mochila oculta entre matorrales en las inmediaciones del templo.

La Policía Científica sigue analizando las huellas y muestras de ADN recogidas en el Santuario y en las piezas recuperadas con el fin de esclarecer totalmente unos hechos que han mantenido consternada a la ciudad durante cuatro días.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies