Un presunto traficante alega que ocultaba 35.000 euros en su coche para eludir al fisco y a otros acreedores

 

Un presunto traficante alega que ocultaba 35.000 euros en su coche para eludir al fisco y a otros acreedores

David B.R, durante el juicio en la Audiencia de Valladolid.
EUROPA PRESS
Publicado 27/03/2017 13:35:17CET

Tres de sus compañeros de banquillo han pactado condenas que suman casi 13 años, la mitad de lo que se pedía para ellos

VALLADOLID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vecino de Pedrajas de San Esteban (Valladolid) David B.R, detenido en junio de 2016, junto a otras tres personas por supuesto tráfico de drogas, entre ellos el titular de una tienda 'fitness' en el barrio de La Rondilla de la capital, ha alegado que los 35.000 euros que le fueron ocupados en su vehículo eran sus "ahorros" y que los ocultaba allí para eludir tanto a Hacienda como a distintas empresas a las que debía dinero.

Su versión exculpatoria ha sido la única que se ha podido escuchar hoy en la primera sesión del juicio iniciado en la Audiencia de Valladolid, ya que sus otros tres compañeros de banquillo, tanto Raúl M.F, titular del referido establecimiento de productos 'fitness' en los que la policía se incautó de anabolizantes, como Jorge V.R. y Fernando del V.D, llegaron a un acuerdo con la fiscal del caso para que sus condenas quedaran reducidas a tres años y nueve meses, tres años y un día y seis años de cárcel, respectivamente, frente a los nueve que la acusación pública pedía inicialmente para el primero y los ocho que interesaba para los otros dos.

El pacto incluye además en el caso de Raúl M.F--se le aplica la atenuante analógica de drogadicción--el pago de una multa de 810 euros y tres años y nueve meses de inhabilitación para regentar un establecimiento comercial, mientras que Fernando del V.D. y Jorge V.R. habrán de abonar multas por importe de 119.653 y 4.000 euros, respectivamente.

Por ello, la vista oral se centra hasta este miércoles, de forma exclusiva, en la persona del vecino de Pedrajas David B.R, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha asegurado no tener vinculación alguna con los anteriores y, amén de negarse a la venta de droga, ha explicado que llevaba 35.000 euros ocultos en su vehículo, la mayoría en dos guantes de látex en un habitáculo bajo el volante, porque era la única forma para eludir las 'garras' del fisco y de distintas empresas a las que debía dinero.

UNA EX "INESTABLE"

Así, no podía ingresar el dinero en una cuenta bancaria porque sería embargado, pero además ha añadido que tampoco podía dejar sus "ahorros" en casa debido a que ésta no era un lugar seguro, ya que una antigua novia un tanto "inestable" no sólo se venía dedicando a amenazar a su familia desde la ruptura sino que incluso se había llevado alguna cantidad aprovechando que aún tenía las llaves de la vivienda.

Sobre el origen de esos casi 35.000 euros, el procesado ha explicado que los iba a destinar a la comprar de un Wolkswagen Golf y que procedían de distintos trabajos efectuados desde que salió de la cárcel en 2009--fue condenado a cinco años por tráfico de drogas--y centrados en el sector de la hostelería, fundamentalmente a través del bar 'Raza' antiguamente regentado por su hermana, y chapuzas en el mundillo de las reformas, aunque siempre sin contrato.

La policía halló también en su vehículo dos envoltorios con 3,98 y 0,64 gramos de cocaína, sustancias que el acusado no se explica cómo se encontraban allí. "¡No lo entiendo, porque ni consumo ni trafico con droga!", ha insistido.

Sin embargo, la fiscal, apoyada en las pesquisas de la policía, mantiene que esa importante cantidad de dinero hallada en su turismo estaba destinada a pagar un kilo de 'coca' que los traficantes confesos Jorge V.R. ('Nando'), vecino de Medina del Campo, y Jorge V.R, adquirieron en junio de 2016 en Valencia y que pretendían distribuir en Valladolid.

La cita fue abortada por la policía, que detuvo a los tres presuntos traficantes y procedió al registro de sus viviendas. En el caso de la vivienda de 'Nando' en Medina, los agentes se incautaron de un kilo de 'coca' por valor de 61.000 euros oculto en un habitáculo creado exprofeso en su vehículo Mercedes, junto con otros 57 gramos de la misma sustancia, 0,72 de anfetamina, 2 gramos de MDMA y otros útiles para la preparación y distribución.

De forma simultánea, la policía localizó otras pequeñas cantidades de cocaína y efectos para su manipulación en los registros que, de forma simultánea, realizó en la vivienda de David B.R. en Pedrajas de San Esteban y en las de Jorge V.R. en la capital y Traspinedo, localidad esta última donde descubrió una prensa de 12 toneladas.

La iniciales pesquisas se habían centrado en la persona de Raúl M.F, quien regentaba una tienda de 'fitness' en La Rondilla, especializada en productos alimenticios relacionados con el deporte y donde al menos desde abril de 2016 venía dedicándose al suministro y distribución de sustancias anabolizantes y grupos farmacológicos prohibidos, sin justificación terapéutica y sin control médico alguno, pero también de cocaína entre su clientela.

En el marco de las investigaciones, y tras presenciar distintas entregas, la policía registró finalmente en junio de 2016 la vivienda del sospechoso en Cabezón de Pisuerga y el establecimiento que regentaba en la capital, donde los agentes se incautaron de 48 gramos de cannabis, preparados de testosterona, clembuterol y Winstrol, este último falsificado, entre otras sustancias dopantes, y diferentes útiles para su distribución, como básculas de precisión, una prensa de madera, bolsas con recortes circulares y un rollo de alambre.

UN INVERNADERO DE CANNABIS EN EL SÓTANO

Pero además, en su piso de Valladolid la policía descubrió, oculto en el sótano, un invernadero preparado para el cultivo de cannabis en el que halló 18 plantas de marihuana y distinto aparataje para garantizar su funcionamiento, como lámparas alógenas, un programador para medir el índice de temperatura y tres temporizadores.

La investigación permitió conocer que el principal suministrador de cocaína del vendedor de anabolizantes era Jorge V.R, con dos viviendas en Valladolid y Traspinedo, y que, a su vez, éste era abastecido por el vecino de Medina del Campo Fernando del V.D, más conocido como 'Nando', un "histórico", según aseguraron en su día fuentes policiales, que trabajaba como enólogo en una bodega de la comarca y que ya fue investigado años antes por tráfico de drogas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies