El PSCL acusa a la Junta de tirar la toalla en las previsiones económicas para corregir al Gobierno

Actualizado 22/10/2010 17:10:26 CET

VALLADOLID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Hacienda, Pascual Fernández, ha acusado a la Junta de Castilla y León de haber tirado la toalla en las previsiones económicas con las que se ha elaborado el proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2011 con el único objetivo de corregir al Gobierno, que ha sido más optimista en sus previsiones de crecimiento para el próximo año (1,3 por ciento, frente a un 1 por ciento de la Región).

Dicho esto, Fernández ha lamentado que la Junta de Castilla y León no haya seguido la misma prudencia para el empleo, para el que ha pronosticado un menor crecimiento. "La verdad es que acomodan las previsiones a lo que políticamente creen que les conviene", ha criticado Fernández en su turno de palabra en el que ha vuelto a acusar a la Junta de falsear al alza e "inflar" los ingresos en los anticipos del Estado y en el recurso al endeudamiento.

"Por lo tanto, los gastos que se nos presentan no podrán realizarse y tendrán que ajustarlos a la baja a lo largo del año próximo si quieren cumplir con los requerimientos de la estabilidad presupuestaria", ha advertido el socialista.

El procurador socialista ha criticado también que no se haya modificado la estructura política de la Junta y, respecto a los beneficios fiscales para las familias, ha explicado que lo que se va a dar realmente es un paso de ayudas directas a deducciones en el IRPF lo que perjudicará a las rentas más bajas.

Desde las filas 'populares', el procurador Jesús Encabo ha defendido el proyecto de presupuestos presentado este viernes por la consejera de Hacienda al que se ha referido como "enormemente difícil" y "tremendamente austero".

Encabo ha puesto el 'debe' en el "fracaso absoluto" del sistema de financiación autonómica y ha alabado la decisión de la Junta de no subir los impuestos a los ciudadanos, como sí ha hecho el Gobierno de España, a lo que ha sumado la extensión de los beneficios fiscales.