PSCL considera una "oportunidad perdida" y un "engaño" al sector de CyL los acuerdos de la Sectorial de Agricultura

Publicado 22/01/2014 13:22:11CET

VALLADOLID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Castilla y León ha calificado de "oportunidad perdida" y "engaño al sector agrario de Castilla y León" los acuerdos alcanzados en la Conferencia Sectorial Agraria.

El 'equipo agrario' de los socialistas de Castilla y León, integrado por la eurodiputada Iratxe García y los portavoces de Agricultura y Desarrollo Rural en las Cortes de Castilla y León, Ana Sánchez y Juan Luis Cepa, respectivamente, han tachado de "fracaso" la negociación llevada a cabo por la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, en la Conferencia.

"El resultado de la negociación es la puntilla al sector agrario de Castilla y León especialmente castigado por el ministerio que dirige el señor Cañete", han criticado los representantes socialistas en un comunicado recogido por Europa Press.

En este sentido, señalan que consideran "relativamente positivos" los fondos referidos a la Política Agrícola Común (PAC), aunque no se han distribuido pendientes de la definición de las comarcas agronómicas, ni plantean cambios significativos respecto de la situación actual, unos 925 millones de euros anuales, y que las ayudas acopladas a la ganadería son positivas para la Comunidad. Sin embargo, "a tenor del resultado global, Castilla y León no puede estar satisfecha en absoluto".

Así, inciden en que "es inadmisible valorar como positivo el incremento en cifras en desarrollo rural, cuando, a día de hoy cientos de agricultores en la Comunidad están esperando que tanto la Junta como el Ministerio aporten su parte de cofinanciación".

A esto se suma la reducción de la cofinanciación estatal en los fondos de Desarrollo Rural del 50 al 30 por ciento, que "pone en peligro las políticas de incorporación de jóvenes o en la modernización de explotaciones y/o regadíos".

"ENGAÑO" AL SECTOR

Por ello, los responsables del área de Agricultura del PSOE de Castilla y León consideran que la consejera de Agricultura, "vanagloriándose del resultado en sus declaraciones, está pretendiendo engañar al sector".

A su juicio, lo único que pretende la consejera es "enmascarar el auténtico fracaso que supone su política en el medio rural" y han explicado que se han conseguido 120 millones de euros más de Feader para Desarrollo Rural, "pero el hecho de que el Ministerio cofinancie solo el 30 por ciento de la parte nacional implica que en realidad se invierten Feader+AGE 98 millones de euros menos que en el marco anterior", por ello se preguntan "dónde está el supuesto incremento de fondos".

Respecto a los términos referidos a la definición de Agricultor Activo, los socialistas valoran que se ha perdido una "oportunidad única" para definir el modelo social agrario en el territorio al cuantificar en un 20 por ciento los ingresos procedentes de la actividad agraria y que "muy lejos" de apostar por los agricultores profesionales, hombres y mujeres cuya actividad principal es el trabajo en el campo, "lo acordado ayer vuelve a consolidar las ayudas a especuladores y agricultores de sofá, no excluyendo de las mismas y de ninguna manera el absentismo".

Por tanto, han calificado de "decepción" la definición de agricultor activo ya que las ayudas pueden suponer el 80 por ciento de la renta agraria y no es obligatorio el cumplimiento de las obligaciones con la Seguridad Social y Hacienda.

"Muy lejos de la postura de Comunidad y por tanto una definición final muy lejana del acuerdo alcanzado con todo el sector en Castilla y León", han aseverado.

En definitiva, ante los negativos aspectos de esta "pésima" negociación para las aspiraciones de Castilla y León, los socialistas afirman que "lamentablemente no se ha tenido en cuenta el peso específico de Castilla y León y su representación en el sector agrario nacional, no se ha evitado que la reforma siga generando injusticias sociales y por tanto no facilita ni el relevo generacional ni la mejora del medio rural".

Además, han añadido que el resultado de la negociación consolida la tendencia del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, "empecinado en castigar a los agricultores castellanoleoneses, ante una Junta de Castilla y León incapaz de hacerse valer frente a las constantes agresiones del Gobierno de Rajoy" y que "aún sigue sin abonar el dinero de los fondos de Desarrollo Rural".