PSOE pedirá a la Diputación un acuerdo con la Junta para asegurar la depuración en pueblos de menos de 500 habitantes

María Blanco y Juan José Zancada
PSOE
Actualizado 13/07/2012 15:07:37 CET

VALLADOLID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Provincial del PSOE propondrá en el próximo Pleno de la Diputación de Valladolid que la institución Provincial suscriba un convenio con la Junta para garantizar la depuración de aguas antes del 2015 en los municipios de menos de 500 habitantes, y puedan cumplir con la normativa comunitaria.

Asimismo, el PSOE pide que se ejecute el Plan de Saneamiento y Depuración suscrito entre las Comunidades autónomas en 1995 y la Secretaría de Medio Ambiente.

Los socialistas recordaron que ya en 1995 la entonces Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Vivienda puso en marcha el Plan Nacional de Saneamiento y Depuración, con el horizonte puesto en el año 2005, fecha clave señalada por la Directiva europea para alcanzar la conformidad de los sistemas de depuración de las poblaciones mayores de 2.000 habitantes.

La ejecución de este Plan, que contó con el acuerdo de colaboración y cooperación de la Junta, ha sido reclamada en varias ocasiones por el Grupo Provincial Socialista a través de numerosas iniciativas motivadas por el alto grado de incumplimiento de la Administración Autonómica.

El PSOE ha denunciado hoy que la situación de los municipios de Valladolid en lo referente a la depuración de aguas "es preocupante" ya que los de más de 2000 habitantes "están incumpliendo ya la normativa europea" y a los de menos les quedan menos de tres años para estar abligados "a hacer los vertidos en perfecto estado" y, sin embargo, en la mayoría de los casos aún "no se ha realizado ninguna inversión".

Asimismo, el PSOE ha recordadi que la Diputación Provincial de Valladolid suscribió un convenio de colaboración con la Junta en el año 2008 y realizó un estudio sobre el estado de la depuración en los municipios de menos de 2.000 habitantes de la provincia y que, en febrero de 2010, la administración autonómica y el Ministerio de Medioambiente Rural y Marino (MARM) suscribieron un protocolo de colaboración para la ejecución del Plan de Calidad de las Aguas 2007-2015 con el objetivo de conseguir que todos los municipios cumplan la normativa comunitaria.

"El abandono que están sufriendo los municipios por parte de la Junta" está colocando a los ayuntamientos "entre la espada de la obligación de cumplir una normativa europea y la pared de hacer frente a la obligación de depurar las aguas residuales con unos recursos insuficientes", ha afirmado el portavoz socialista, Juan José Zancada.