PSOE de Valladolid "sugiere" más participación social en el PGOU y plantea siete líneas "estratégicas" en su diseño

 

PSOE de Valladolid "sugiere" más participación social en el PGOU y plantea siete líneas "estratégicas" en su diseño

Javier Izquierdo (d) y Óscar Puente (i) durante una rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 30/10/2012 13:37:07 CET

Considera "irrenunciable" el soterramiento, aboga por la rehabilitación y la movilidad y apuesta por que el PGOU facilite la actividad económica

VALLADOLID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Socialista ha presentado una serie de "sugerencias" para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) entre las que incluye sus siete "propuestas estratégicas", no "críticas", encaminadas a mejorar el documento.

El portavoz del Grupo, Javier Izquierdo, ha presentado junto al presidente del PSOE municipal, Óscar Puente, estas sugerencias y propuestas que han hecho llegar al Equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de la capital.

En concreto, los socialistas proponen una mayor participación en la elaboración del PGOU, que consideran uno de los documentos de los "más trascendentales" para la ciudad, ya que "lamentablemente" sólo se piensa en el alcalde y los promotores, ha explicado Izquierdo, quien aboga por "al menos" intentar llegar a un consenso, con cauces de participación de la sociedad civil y la oposición.

En este sentido, ha adelantado que llevará al pleno una iniciativa para marcar los "hitos imprescindibles" para la participación, que pasan por someter el documento a debates con los diferentes sectores de la sociedad civil antes de su aprobación inicial, aumentar el periodo de información pública al máximo de tres meses que prevé la legislación y que se exponga su contenido en alguna de las salas municipales con personal que pueda explicar el Plan.

Asimismo, el PSOE considera que la exposición tendría que completarse con la celebración de concejos abiertos en los centros cívicos para explicar el plan de manera cercana y que, de cara a la aprobación provisional por el pleno, se tendría que someter la revisión a audiencia pública.

En este sentido, ha criticado el "oscurantismo" con el que se lleva a cabo la revisión, de lo que en el Ayuntamiento "saben mucho" --en referencia al caso por la manipulación del PGOU--, sin ni siquiera una rueda de prensa del alcalde, contra lo que considera que el mayor "antídoto" es la "transparencia".

Para "cimentar" el modelo que proponen, los socialistas han elaborado un "breve diagnóstico" de la ciudad en el que recogen la "factura urbanística", es decir, los gastos más importantes vinculados a la forma de la ciudad --autobuses, limpieza, policía, parques y jardines, etcétera--, que suponen al año entre 155 y 160 millones de euros, un 60 por ciento del presupuesto.

MODELO "DAÑINO"

Javier Izquierdo ha asegurado que si la ciudad crece con áreas homogéneas y los ciudadanos son los mismos, sube el coste y sólo se resolvería con más impuestos o con la pérdida de calidad de los servicios públicos. Además, ha insistido en que la ciudad es la que necesitan los ciudadanos y no los promotores, que es lo que se ha hecho "en los últimos años", lo que provocará "engrosar" el banco "malo", y ha añadido que el modelo urbanístico del PP "daña" la economía municipal y también la marcoeconómica.

Ante todo ello, el Grupo Socialista propone siete líneas estratégicas que hagan que el modelo de ciudad sea "ajustado" a las necesidades de la población y asumible económicamente.

En concreto, los socialistas inciden en que se debe "volver la vista a la ciudad existente" y hacer una apuesta por la rehabilitación porque cuantos más barrios nuevos haya, más zonas "degradadas" podría haber, ha dicho Izquierdo, quien considera que los 31 millones de euros de la Cúpula del Milenio y el puente de la Rábida podrían haber generado más empleo con la rehabilitación.

Por otra parte, considera el soterramiento "imprescindible" y, aunque se esté en un "impass" de financiación, cree que hay que estudiar alternativas porque "lamentablemente va para largo". En esta línea, Izquierdo ha abogado por que cuando se venda o enajene suelo se cuente con proyectos arquitectónicos para obtener la mejor calidad en estos barrios.

La tercera línea estratégica que propone el PSOE pasa por establecer unos criterios en la rehabilitación de edificios, con parámetros similares a los de los nuevos edificios como la accesibilidad, el ahorro y la eficiencia energética o el consumo de agua, lo que supondría mucho ahorro.

Además, sugieren el establecimiento de unos principios para la renovación urbana e intentar no establecer densidades mayores a las que la ley fija con carácter general, como ocurre con la propuesta del polígono 29 de Octubre, al tiempo que consideran que el Plan debería identificar aquellas áreas que puedan ser objeto de renovación urbana y diferenciarlas por su mayor o menor grado de dificultad social.

APROVECHAR BARRIOS MODERNOS

Por otro lado, en cuanto a los nuevos barrios, el PSOE considera que debería primero aprovechar el suelo vacío pero ya urbanizado en barrios modernos como Villa del Prado, Santos Pilarica o Pinar de Jalón. En caso de que se decidiera algún barrio nuevo, además, proponen que la densidad fuera suficiente para implantar comercio y que funcionaran servicios públicos como los autobuses.

Otro de los apartados de las líneas estratégicas que propone el PSOE pasa por la movilidad, ámbito en el que los socialistas abogan por que el centro tenga menos tráfico de vehículos particulares, lo que conlleva pensar en aparcamientos de rotación, de manera que sugieren una "corona" en torno al centro histórico a donde se pueda llegar en pequeños recorridos a pie.

Asimismo, consideran que la peatonalización debe avanzar del centro hacia los barrios para establecer una "trama verde" con zonas arboladas y carriles bici que permitan conectar con ellos.

Finalmente, los socialistas reclaman que el Plan tramite la actividad económica y plantee la mezcla de usos en la trama urbana, de manera que los edificios que no tienen vocación residencial puedan albergar actividades comerciales que sirvan de contrapunto a las grandes superficies comerciales y se aclaren los criterios de intervención en edificios catalogados, que en este momento cuentan con una normativa "muy farragosa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies