Publicado el nuevo reglamento de Vino de la Tierra de CyL, que permite el embotellado en destino de las exportaciones

Viñedos
EUROPA PRESS
Actualizado 12/05/2013 14:00:18 CET

VALLADOLID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado la aprobación del Reglamento de la Indicación Geográfica Protegida Vino de la Tierra de Castilla y León, que sustituye a la anterior, vigente desde 2007, y que permite, entre otras cosas, el embotellado en destino de los productos que se exporten e introduce en el reconocimiento de calidad la variedad de espumosos.

El documento, publicado por el Bocyl el pasado miércoles se ha elaborado dentro de un proceso iniciado con la adaptación a la actual Organización Común de Mercado (OCM) del Vino de los pliegos de las distintas marcas de calidad, cuyo plazo concluyó en 2011.

A partir de ese momento, como ha detallado la viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, María Jesús Pascual, los órganos reguladores de los distintos marchamos de calidad tenían opción de modificar sus reglamentos, como ya hicieron las Denominaciones de Origen de Cigales y Rueda y, en último lugar, la IGP de Vino de la Tierra de Castilla y León.

Así, el reglamento se ha modificado tanto en aspectos puramente técnicos como en otros que tienen consecuencias "positivas" para los productores como la posibilidad de embotellar en destino los vinos que se exportan a otros países. De este modo, las bodegas que comercialicen sus caldos en el exterior pueden enviarlos a granel para que sean envasados en su destino, lo que abarata los costes notablemente.

Como ha destacado la viceconsejera, esta variación permite "que sean competitivos" con bodegas de otros países como Chile, Italia y "otros muchos" que daban esta posibilidad desde hace años.

También se ha referido María Jesús Pascual a la inclusión en el reglamento de la IGP de los vinos espumosos, pues hasta ahora se recogía la protección de variedades de blanco, tinto, rosado, vinos de aguja, vinos de licor, pero no la del espumoso.

Por otra parte, según la viceconsejera, se modifican los criterios del rendimiento máximo por hectárea, que a su juicio "permitirá que el vino sea de mayor calidad" porque se podrá producir la cantidad precisa en cada explotación.

Otra de las variaciones se refiere a cuestiones más técnicas como la constituciones de asociaciones representativas de los bodegueros, después de que la Asociación de Bodegas Elaboradoras y Embotelladoras de Vino de la Tierra de Castilla y León (Asovincal) quedara disuelta en 2012. Ahora, se deja "todo abierto" para que "una o más de una" agrupaciones se constituyan como representantes de los miembros de la IGP.

La representante de la Consejería de Agricultura y Ganadería ha recordado que la IGP Vino de la Tierra de Castilla y León, creada en el año 200, comenzó con 50 bodegas acogidas a la protección, un número que en la actualidad ha pasado a rondar las 150. El volumen de producción anual asciende a los 130.000 hectolitros y se calcula el valor económico de la misma en unos 30 millones de euros al año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies