Puente no cree "halagüeña" la postura de Renfe y Adif sobre pago de los talleres, cuyo traslado crea "preocupación real"

Puente conversa con los representantes del sector ferroviario de CCOO
EUROPA PRESS
Actualizado 08/08/2016 13:47:21 CET

VALLADOLID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado que la postura de Renfe y Adif a propósito del pago de los nuevos talleres de Valladolid "no es muy halagüeña" y ha mostrado su "preocupación ya real" sobre el traslado a las nuevas dependencias.

Puente se ha reunido este lunes con representantes de Comisiones Obreras, ante quienes se ha comprometido a intentar mediar y "lanzar a Renfe la máxima presión posible" a fin de que "sean sensibles y no dilaten más" el traslado, que según lo aseguró en marzo la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, se iba a realizar de manera "inmediata".

"Acabo de hacer un par de llamadas, todo el mundo está de vacaciones y es muy difícil ahora mismo tomar decisiones, pero es evidente es que no podemos seguir más tiempo en esta situación y hay que lanzar mensajes de preocupación, ya real, por el traslado", ha insistido.

Tras precisar que los encuentros tendrán que ser "permanentes" dado que antes del 30 de septiembre tiene que haberse tomado una decisión a propósito de la deuda, el alcalde de Valladolid ha reconocido que las últimas reuniones con Renfe y Adif arrojaron "mucho pesimismo" sobre esta cuestión ya que ofrecieron una respuesta "muy negativa, muy cerrada en banda" a la propuesta municipal de firmar un nuevo plan de viabilidad y un nuevo convenio.

Eso conllevaría, ha recordado, que Renfe y Adif asuman el coste de las obras ferroviarias hechas hasta la fecha, aunque se les ofrece la posibilidad de que reciban el importe de la venta de los suelos hasta cubrir el precio total de la venta de los talleres y la obra ferroviaria.

En este sentido y dada esa postura, el alcalde de Valladolid ha reconocido no entender la razón por la que se aplazó seis meses el préstamo. "No es muy halagüeña la posición de Renfe y Adif en torno al pago de lo que es suyo, el pago de los talleres y el coste financiero", ha insistido.

"PÉRDIDA DE OPORTUNIDADES" PARA VALLADOLID

En el encuentro con CCOO se ha compartido la "inquietud" de ambas partes ante la "excesiva tardanza" del traslado de los talleres dado que parte de la carga que tendría que asumirse en las nuevas instalaciones se traslada a otros talleres y con ello "se pierden oportunidades" tanto para el empleo en Valladolid como para posicionar al taller de la ciudad "en el lugar que debería corresponderle: a la cabeza de la tecnología" en materia ferroviaria teniendo en cuenta las "costosísimas" instalaciones que tenemos".

"Más tiempo no podemos seguir en esta situación", ha aseverado antes de que Carlos López, de CCOO, explicara que las dos primeras gamas del Siemens 103 ya se montan en La Sagra (Toledo) y no en Valladolid, lo que conlleva la pérdida de 20.000 horas de trabajo programadas en los nuevos talleres.

López, quien también ha advertido de la posibilidad de que en aquel taller termine entrando toda la carga de trabajo, ha asegurado que la "pérdida de oportunidades" puede "poner en jaque" el futuro del taller de Valladolid, "de primer nivel y muy competitivo".

"Podemos llegar al absurdo de haber construido el mejor taller casi a nivel europeo de mantenimiento ferroviario (...) y tenerlo no sé exactamente para qué, si para reparar cajas de vagones de madera o máquinas de vapor para llevar a algún museo", ha alertado.

En relación a la licencia de actividad, el alcalde ha insistido en que no va ser un problema, como tampoco la fórmula de cesión de los talleres, y ha apostillado que si mañana tuvieran la maquinaria lista y en marcha, se podría poner en funcionamiento el taller, que "desean" comience a trabajar el 19 de septiembre, como ha anunciado Renfe.

En este sentido, Carlos López ha pedido a Ayuntamiento, Consejería y Ministerio de Fomento que "hagan todas las gestiones" para que la fecha dada sea ya la definitiva