Puente (PSOE) advierte al alcalde de que el mandato "no será sencillo" y apunta que ahora tiene "más responsabilidad"

León De La Riva Entrega A Óscar Puente Su Medalla De Concejal
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 19:35:58 CET

VALLADOLID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Óscar Puente, ha advertido al alcalde, Francisco Javier León de la Riva, de que el mandato que ha comenzado este sábado "no será sencillo" y ha añadido que la "holgada" mayoría que ha obtenido el PP en las pasadas Elecciones Municipales le otorga aún "más responsabilidad".

Puente ha tomado hoy posesión como concejal por segunda legislatura consecutiva acompañado por los otros ocho ediles del PSOE y ha querido recalcar que el descenso en el número --la pasada legislatura tenían 13 representantes-- no impedirá que hagan su trabajo "con la misma intensidad y el mismo nivel de autoexigencia".

El edil socialista ha apuntado que la legislatura 2011-2015 "no será sencilla" y ha advertido a León de la Riva de que su mayoría "más que holgada" añade, a su juicio, aún más responsabilidad a quien ostenta el cargo. Por ello, ha abierto "las puertas del Grupo Socialista" al diálogo.

Asimismo, ha insistido en que el Grupo que encabeza reclamará la transparencia que ha solicitado durante los últimos cuatro años y mantendrá la labor de control que le corresponde. "No renunciaremos a denunciar cualquier incumplimiento o exceso de quien tiene la responsabildiad de gobernar", ha apuntado.

En su discurso de justificación de voto ha recalcado su idea de que el resultado electoral cosechado en los comicios del pasado 22 de mayo "no es una consecuencia directa y exclusiva del trabajo desarrollado" por su grupo en el ámbito local. De hecho, ha incidido en que el equipo de Gobierno no tendrá una legislatura cómoda pese a que tiene más concejales y menos oposición.

No obstante, ha indicado que el PSOE está dispuesto a configurar mayorías, "al acuerdo y al diálogo" y ha reclamado al alcalde que ese diálogo se desarrollo de forma "estable y continua", al contrario de lo que a su juicio ha sucedido durante los últimos 16 años y sobre todo en la pasada legislatura.

En definitiva, ha subrayado que los socialistas serán "implacables" en la exigencia del cumplimiento del programa y especialmente en el soterramiento del ferrocarril ya que cree que "no puede seguir aplazándose cuatro años mas". Por eso, ha recordado las aportaciones realizadas durante su campaña electoral para avanzar en la operación "lo antes posible".

Además, ha mostrado cierta proximidad a los proyectos del PP como el nuevo Área de Rehabilitación Integral del barrio 4 de marzo y al Palacio de Congresos que, pese a concebirse en una ubicación que el PSOE no cree óptima, invita a los socialistas a "comprobar qué hay de cierto en ese compromiso de financiación por parte de la Junta de Castilla y León".

Ha sido insistente en que "vigilará" el cumplimiento del compromiso de la remodelación del Mercado del Val, ya que se rubricó "dos días antes de las elecciones" y en términos similares a lo ocurrido cuatro años antes con un proyecto que no se ha llevado a cabo. También ha reclamado que la revisión del PGOU convierta a esta norma en "un instrumento útil" para la ciudad "y no en un lastre y una rémora".