Los puntos de recarga para vehículos eléctricos en Valladolid y Palencia superan las 250 conexiones en 44 estaciones

Twizy recargando en la calle Doctrinos de Valladolid
IBERDROLA
Actualizado 10/09/2012 14:04:17 CET

VALLADOLID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las ciudades de Valladolid y Palencia, a través del Proyecto Piloto de implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, han superado las 250 conexiones en sus ya 44 estaciones de recarga, distribuidas en diferentes lugares estratégicos de sendas capitales.

Este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 276.000 euros, se puso en marcha gracias al acuerdo suscrito a finales de 2010 entre la Consejería de Economía y Empleo del Gobierno regional, ambos consistorios castellanoleoneses e Iberdrola y se enmarca dentro de la decidida apuesta de estas organizaciones por dicha tecnología como una necesidad para la protección y el cuidado del medio ambiente, el fomento de las energías limpias y el desarrollo sostenible.

Surge, además, auspiciada por la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España E4 + del Gobierno central y la Estrategia Regional del Vehículo Eléctrico en Castilla y León, han informado a Europa Press fuentes de Iberdrola.

El objetivo final es detectar los hábitos de los futuros consumidores e impulsar la introducción de la movilidad eléctrica, fomentando el impulso de la industria del automóvil, decisiva en el crecimiento empresarial de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Asimismo, la ejecución de este proyecto ha permitido desarrollar soluciones dirigidas relacionadas con el control inteligente de la gestión de carga y el cobro de la energía que suministran dichos puntos.

Los puntos de recarga se han instalado en lugares públicos y céntricos de ambas capitales, 34 en la ciudad de Valladolid, distribuidos en 16 estaciones, y 10 en la de Palencia -se pueden ver en la página web www.recargavyp.es-, con el fin de sensibilizar a los castellanoleoneses sobre las bondades de la utilización del vehículo eléctrico.

Durante los meses de junio, julio y agosto del presente ejercicio se ha realizado un seguimiento técnico del uso y explotación de los puntos de recarga, que cuentan con equipos de diferentes fabricantes, Emerix, Ingeteam y Circutor, y con distintas tecnologías de comunicación y recarga, enchufes tipo Schucko y Mennekes, tras lo que se han detectado unos resultados y sacando unas primeras conclusiones "muy satisfactorias", ha apuntado la eléctrica.

Cada usuario y vehículo está identificado individualmente a través de un número de tarjeta RFID que le habilita e identifica en cada punto de recarga. Estas tarjetas, que se han distribuido en ambas ciudades a través de la web anteriormente mencionada y de sus respectivas oficinas municipales designadas al efecto -en Valladolid, a través del 010, la Agencia de Innovación y la dirección vehiculoelectrico@ava.es, y en Palencia, en el teléfono 979 71 81 50-, también facilitan valiosa información de gestión de los puntos, revelan cualquier incidencia técnica que pudiera ocurrir y permiten mejorar la tecnología instalada.

USO DE LAS RECARGAS

Las recargas de oportunidad que ofrecen dichos puntos en Valladolid y Palencia, gratuitas para el usuario, que se ha familiarizado enseguida con esta práctica, y durante un máximo de tres horas, han superado las 250, con una energía utilizada de alrededor de 500 kilovatios hora (KWh).

Es decir, la energía necesaria para recorrer cerca de 5.000 kilómetros, lo que ha supuesto una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera de más de 1.000 kilogramos.

Asimismo, los hábitos de recarga por su franja horaria revelan la tendencia de su uso en horario laboral y comercial, lo que es coherente con la finalidad de esta carga, que permite aprovechar aquellos momentos en los que el vehículo está estacionado por diversos motivos -reuniones, gestiones, visitas, etcétera- para después realizar la recarga completa en domicilios o empresas durante un tiempo estimado de entre seis y ocho horas, según el modelo y fabricante del vehículo.

Los espacios de recarga más utilizados por los usuarios del proyecto, sobre todo Renault Twizy, Kangoo y Nissan Leaf, han sido los más céntricos, en concreto, el de la calle Doctrinos, en Valladolid, y Plazuela de la Sal, en Palencia; los de las sedes administrativas vallisoletanas en la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid y la Plaza del Milenio; y el del centro comercial Vallsur.

Iberdrla ha destacado que se han recogido datos de recarga de vehículos eléctricos con tarjetas del plan Movele de Madrid gracias a la medida adoptada por la Comisión de Seguimiento -integrada por el Ente Regional de la Energía, los ayuntamientos de Valladolid y Palencia e Iberdrola, con la colaboración de la asistencia técnica de Cidaut- de implementar soluciones tecnológicas que hicieran posible compatibilizar las tarjetas de recarga de diferentes ciudades.

En este sentido, la eléctrica ha recordado que uno de los objetivos del proyecto piloto es divulgar el uso del vehículo eléctrico y con esta medida se dan los primeros pasos hacia la estandarización de soluciones técnicas y ampliación de su autonomía de circulación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies