Ramonet cree que "solo un hombre de mercado" al frente de España calmará la crisis de deuda

Actualizado 24/11/2011 22:39:29 CET

BURGOS, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de 'Le Monde Diplomatique', Ignacio Ramonet, ha advertido de que, después de la victoria electoral del Partido Popular, la "presión de los mercados" se mantiene sobre España y ha considerado que aquéllos "solo se calman cuando son hombres de los mercados los que dirigen los países", como ha sucedido en los casos de Grecia e Italia.

El periodista español, que desarrolla su labor en Francia, ha ofrecido una rueda de prensa antes de participar en una cena-conferencia en la VII edición de Foroburgos, que se celebra hoy y mañana en la Casa del Cordón de la capital burgalesa. Ramonet ha explicado su visión sobre la crisis de la Unión Europea y ha pronosticado que la presión sobre España se puede reducir cuando el futuro presidente, Mariano Rajoy, anuncie sus medidas económicas y el nombre del ministro de Economía.

Así, ha recordado que, pese a que algunos analistas económicos pronosticaban que una victoria del PP en las Elecciones Generales influiría de forma positiva en la confianza económica de España, no ha sucedido así, y la "presión de los mercados" se ha intensificado, incluso, durante el lunes y el martes.

De hecho, Ignacio Ramonet ha recalcado que no son los aspectos políticos los que determinan el comportamiento de los mercados, sino que "parece que solo se satisfacen cuando son hombres de los mercados los que dirigen los países", tal y como ha sucedido en Grecia e Italia con la llegada a la Presidencia de dos "tecnócratas" como Lukas Papadimos y Mario Monti, quienes, ha apuntado, han tenido una notoria relación con Goldman Sachs.

Más allá, ha recalcado que este grupo inversor se ha "especializado" en "exportar gobernantes" a los ejecutivos de varios países. Al mismo tiempo, ha aseverado que, en Europa, los mercados han provocado la caída de siete gobiernos entre los que se encuentran el socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y los de Dinamarca, Irlanda, Eslovaquia, Grecia e Italia.

También ha llamado la atención de que a principios de esta semana, la prensa española destacó que Mariano Rajoy se reunió con la presidenta alemana, Angela Merkel, a quien definió como "el jefe", pero ha advertido de que su intención es conseguir con las reformas estructurales "encontrar un sistema que reduzca el costo del trabajo y que facilite que los productos se puedan exportar".

Este hecho, a su juicio, "no da resultado por el momento", ya que "ni Grecia ni Portugal ni España "son grandes productores de bienes". Además, ha recordado que, en otras condiciones, se podría devaluar la moneda, algo que no puede suceder con el Euro.