El rapero vallisoletano Rubén Martínez publica un libro sobre la amistad entre Jesucristo y Longinos

Rubén Martínez.
RUBÉN MARTÍNEZ.
Publicado 23/03/2018 10:51:49CET

Titulado 'La llaga en el camino', el libro ha sido retirado de la venta por una librería por no compartir su "credo religioso"

VALLADOLID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El rapero vallisoletano Rubén Martínez publica en su libro 'La llaga en el camino' una pasión de Jesucristo en verso basada en la amistad con el soldado Longinos, quien le clavó la lanza letal.

El libro, publicado por la editorial ExLibric, presenta teatro en verso al estilo del Siglo de Oro, pero con pinceladas de rap debido a la trayectoria del autor, que lleva componiendo letras de este estilo musical desde los 12 años.

Con el libro en papel en las librerías, el autor busca ahora un director con la valentía de llevar al escenario una obra que puede ser controvertida.

De hecho, la obra ya ha despertado determinada controversia, ya que incluso ha sido retirada de una librería de Valladolid, desde donde llamaron al autor alertándole de que no podían vender el libro al no compartir su "credo religioso".

"La historia de Jesús y Longinos me llamó mucho la atención. Después de estudiar obras como Antígona, me di cuenta de que había un conflicto muy grande cuando un hombre tiene que decidir sobre seguir sus sentimientos o hacer lo que debe cuando esas cosas se contraponen y quería dotar al personaje de Longinos de ese dilema", señala Martínez.

No obstante, el papel de Longinos cambió respecto a la primera idea del dramaturgo: "En un primer borrador Longinos era el malo malísimo, pero quedaba un personaje un poco plano. Quiero que primero forjen una amistad y después se vea en el abismo tras esos escarceos de amigo con Jesús, ponerlo a prueba para ver si es capaz de matar a su propio amigo".

EL EGOÍSMO DE JESÚS

A partir de esa relación entre Jesús y su ejecutor surgieron personajes como María Magdalena, haciendo de contrapunto para Jesús, "aquel revolucionario que puede con todo, pero también tiene su parte egoísta a la hora de reclamar el corazón de María Magdalena para él solo, cuando como todas las mujeres deberían ser libres", asegura Rubén Martínez.

La obra, sin pretenderlo, adquiere un matiz feminista: "No he pretendido que sea una obra feminista, pero sí que la imagen de prostituta de María Magdalena era algo que quería desestimar y vi que en la obra podía trabajar esa cualidad", añade el autor.

El libro está escrito con rima, todo por idea de un profesor de la Escuela de Arte Dramático, un profesor sabía que al autor le gustaba el rap y le impulsó a escribir una obra de teatro rimando.