La Real Fábrica de Cristales de La Granja acoge una exposición sobre el grabador Joaquín Santiago Calvo

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La Real Fábrica de Cristales de La Granja acoge una exposición sobre el grabador Joaquín Santiago Calvo

Publicado 10/11/2016 12:49:20CET

SEGOVIA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sala de las Luces del Museo Tecnológico del Vidrio, en la Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia), acoge una exposición sobre la obra del grabador-tallador Joaquín Santiago Calvo (Madrid, 1938-Pinillos de Polendos, 1997). Una muestra retrospectiva con unas 70 piezas realizadas por el artesano, cuya inauguración va a tener lugar a las 19.00 horas de este jueves.

Joaquín Santiago ha sido uno de los grabadores y talladores sobre cristal más importantes del país, como han señalado desde la Real Fábrica de Cristales de La Granja, y un "gran desconocido", al igual que el oficio al que se dedicó, como ha señalado su hijo, Óscar Santiago.

La selección que se ofrece ahora incluye algunos elementos "de los mejores que hizo", según su hijo, y dentro de lo que se ha podido recopilar, ya que la obra de Santiago Calvo está "muy repartida". Para ello se han empleado fondos de la colección privada familiar y también de algún otro particular.

Sobre la figura de su padre, Óscar Santiago ha destacado la finura y nivel de detalle que era capaz de imprimir sobre el cristal. Según sus palabras, la constancia es una de las claves para un oficio en el que hay que "echar muchas horas". Asimismo, ha destacado la importancia de "saber dibujar muy bien".

En ese sentido, el también grabador-tallador ha remarcado que Joaquín Santiago "tenía una gran facilidad" para plasmar lo que él quería "exactamente en el sitio en el que había que hacerlo" en función de la pieza. Así, era capaz de seleccionar el espacio idóneo para grabar sobre una copa o sobre una champanera, "por la forma o el asa que tuviera". En opinión de su hijo ese era "el gran secreto".

UN AJEDREZ "MUY ESPECIAL"

Entre las piezas de la exposición, Óscar Santiago ha señalado que sobresale un ajedrez elaborado a partir de cilindros de cristal de la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Se trata, además, de una composición de alto valor sentimental, puesto que Joaquín Santiago elaboró una pieza de cada una de las figuras y Óscar completó finalmente el juego. Por eso, el hijo menor del homenajeado lo ha definido como una creación "muy especial".

A los 16 años, Joaquín Santiago Calvo comenzó su formación en un taller de grabado que pertenecía a un refugiado judío instalado en España al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Años más tarde, su periplo profesional le llevó a trabajar como jefe de taller de grabado en distintas fábricas de vidrio. Primero, en Madrid (Benisca SA y Cristalería Cuesta) y después, en Huesca (Cristalerías Susin).

En 1985, al cerrar esta última fábrica, Santiago Calvo decide instalar su propio taller en el pequeño pueblo segovianos de Pinillos de Polendos, de donde es su esposa, Pilar. Allí encontró un lugar donde comenzar una nueva etapa vital y la más creativa de su obra. A nivel general, esa época coincide con un estancamiento del oficio y con el cierre de un buen número de fábricas de vidrio.

Joaquín Santiago Calvo contribuyó a crear la Fundación Centro Nacional del Vidrio en La Granja de San Ildefonso a principios de los años 90 del siglo pasado. El fin principal con el que nació esa entidad era el de salvaguardar la artesanía y Joaquín Santiago impartió clases de talla y grabado a una veintena de alumnos, que constituyó la primera promoción de la Escuela Taller de la fundación. Algunos de ellos se integran actualmente en la plantilla del área de producción de la Real Fábrica de Cristales.

Mientras, el relevo de Joaquín Santiago Calvo está asegurado con sus dos hijos, Joaquín y Óscar, que aprendieron de él este oficio artesano. Joaquín es maestro de talla en la Real Fábrica de Cristales de La Granja y Óscar continúa el trabajo en el taller paterno.

AMPLIAMENTE CONOCIDO

El hijo menor ha asegurado que "todos" los talladores y grabadores que hay en España con una edad superior a los 50 años conocen la figura de su padre. Y si áun queda alguno por saber de ella, tiene la oportunidad de "quedar asombrado" al contemplar las piezas que reúne la exposición, porque "realmente en España no ha habido nadie al nivel de los grabados que hacía". Tal era la destreza de Joaquín Santiago que era capaz de grabar sobre el cristal de una bombilla.

La muestra se podrá visitar hasta el 15 de marzo de 2017 y Óscar Santiago ha apostillado que se trata de algo que "no se ha visto en España y que no se va a volver a ver", por lo que ha invitado a recorrerla para "ver de cerca" lo que es el oficio y así "valorarlo un poco más".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies