Recuperada la estructura original del retablo mayor de la iglesia de Santa María de Aranda tras invertir 242.000 euros

Publicado 09/04/2014 12:37:11CET

ARANDA DE DUERO (BURGOS), 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz, ha visitado la iglesia de Santa María en Aranda de Duero (Burgos), lugar que será una de las sedes de la próxima exposición de Las Edades del Hombre, 'Eucharistia' y en la que la Consejería de Cultura y Turismo acaba de finalizar la restauración de su retablo mayor.

La intervención actual, en la que se han invertido 242.000 euros, ha devuelto "el esplendor y la estructura original" al retablo, así como su situación original en la zona del presbiterio restituyendo, al mismo tiempo, las piezas segregadas del conjunto.

Además de esta intervención, se han restaurado también las yeserías de la escalera del coro.

El retablo mayor de este templo estaba ubicado en uno de los muros laterales de la iglesia, ya que en los años 60 se decidió recuperar el aspecto original del ábside, rescatando la austeridad y la iluminación de los ventanales, que quedaban parcialmente ocultos por el retablo.

Debido a este cambio de ubicación, se ha transformado la estructura original del retablo, que estaba adaptada a la forma poligonal de la cabecera, por una planta desplazada hacia atrás, de manera contraria a la original. Para ello se han tenido que efectuar mutilaciones en la zona central, la estructura interna, así como cambios y modificaciones del programa iconográfico y de piezas instaladas en la composición original, por lo que muchas zonas se encuentran ahora repartidas por diferentes áreas de la iglesia y el vecino Museo de San Juan.

La intervención actual ha devuelto, en la medida de lo posible, el retablo a su situación y estructura originales y, tras su desmontaje y restauración pormenorizada, se ha devuelto a la zona del presbiterio restituyendo, de este modo, las piezas segregadas del conjunto.

Debido a la intervención simultánea sobre las bóvedas del templo para la reparación de humedades y rejuntado de grietas, se optó durante el proceso por trasladar el retablo a unas instalaciones apropiadas y acondicionadas para este tipo de trabajos de restauración, que requieren una pulcritud ambiental que no es posible conseguir con este solapamiento de actividades.

Paralelamente, se ha intervenido en las yeserías de la escalera de acceso al coro, donde la humedad, el paso del tiempo y el uso han hecho mella y presentaban una erosión generalizada de la capa superior de acabado, algunas fisuras y grietas, pérdidas de material y acumulación de suciedad superficial, que le otorgaban un velo grisáceo generalizado.

La estructura de madera interna de la escalera también se ha visto afectada y ha sido necesaria su revisión y refuerzo. La actuación en la escalera del lado norte se ha ampliado al tramo gemelo existente en el muro sur, que era parte del otro acceso al coro y a la torre, y que se cierra y modifica en 1926, durante unas obras de reforma y limpieza del templo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies