Riesgo notable de aludes en Picos de Europa, Alto Campoo y Guadarrama

Cuadro descriptivo de los aludes
@EMECYL_CYL
Publicado 13/04/2018 9:37:32CET

VALLADOLID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Protección Civil ha informado de que existe riesgo notable de aludes en los Picos de Europa, en Alto Campoo y en la zona del Parque Nacional de Guadarrama durante los próximos días, según la información facilitada por la Agencia Estatal de meteorología (AEMET).

En el caso concreto de Picos de Europa, donde se pasará de riesgo limitado a notable, las nevadas que se esperan este viernes por encima de los 1.500 metros se irán purgando a lo largo de la jornada y darán lugar a salidas de nieve reciente de tamaños 1 (purga) y 2, un alud pequeño "pero capaz de sepultar una persona.

Según explican las mismas fuentes, a las salidas de nieve reciente se unirá la inestabilidad de la nieve húmeda, principalmente a partir del mediodía y hasta el atardecer. Fuera de esas horas, el rehielo de la capa superficial de la nieve, aunque poco marcado, será un factor estabilizador por lo que los aludes generados por este motivo serán por lo común de tamaño 1 y 2, aunque dado el espesor del manto nivoso no
se descarta algún alud de tamaño 3, mediano, capaz de sepultar un vehículo, o incluso de fondo de tamaño 4, grande, capaz de destruir un pequeño bosque, que movilice suficiente nieve como para salvar un importante desnivel si se encauza por un barranco propicio.

En umbrías altas quedan placas de viento, así como cornisas, que pueden tener anclajes debilitados, susceptibles de ceder de forma accidental, en general ante sobrecargas moderadas o fuertes.

Protección Civil informa de que e deben extremar las precauciones al transitar por esas zonas, ya que los aludes provocados por este motivo, por lo común de tamaño 2, podrán llegar a ser en algún punto de tamaño 3.

Durante las primeras horas, en pendientes umbrías de todas las cotas, también habrá que prestar atención a posibles resbalones provocados por costras reheladas, a veces ocultas bajo nieve superficial.

El fin de semana habrá heladas débiles matinales en las cimas, pero las temperaturas se templarán "apreciablemente" durante las horas centrales del día acompañadas del viento del sur que se irá imponiendo. Las nevadas serán escasas hasta la media tarde del domingo, con la entrada de un nuevo frente.

Durante el sábado y el domingo no habrá cambios importantes en el nivel de peligro. Con un rehielo nocturno poco efectivo, seguirá siendo más elevado durante las horas centrales de la jornada, aunque estará cada vez más vinculado a las salidas de nieve húmeda. Por el contrario, se espera que el ascenso térmico diurno ayude a estabilizar las placas de viento y que las salidas de nieve reciente sean cada vez más escasas debido a la ausencia de nevadas destacables.

Del mismo modo, en Sierras del Cordel y Peña Labra (zona de Alto Campoo), las nevadas que se esperan para este viernes también por encima de los 1500 metros se irán purgando a lo largo de la jornada y darán lugar a salidas de nieve reciente de tamaños 1 (purga) y 2 (alud pequeño, pero capaz de sepultar una persona).

A las salidas de nieve reciente se unirá la inestabilidad de la nieve húmeda, principalmente a partir del mediodía y hasta el atardecer. Fuera de esas horas, el rehielo de la capa superficial de la nieve, aunque poco marcado, será un factor estabilizador. Los aludes generados por
este motivo serán por lo común de tamaño 1 y 2, pero dado el espesor del manto nivoso no se descarta algún alud de tamaño 3 (mediano, capaz de sepultar un vehículo) o, incluso, de fondo de tamaño 4 (grande, capaz de destruir un pequeño bosque), que movilice suficiente nieve como para salvar un importante desnivel si se encauza por un barranco propicio.

Las mismas fuentes informan de que en umbrías altas quedan placas de viento, así como cornisas, que pueden tener anclajes debilitados, susceptibles de ceder de forma accidental, en general ante sobrecargas
moderadas o fuertes por lo que recomiendan extremar las precauciones al transitar por esas zonas ya que los aludes provocados por este motivo, por lo común de tamaño 2 podrán llegar a ser en algún punto de tamaño 3.

Durante las primeras horas, en pendientes umbrías de todas las cotas, también habrá que prestar atención a posibles resbalones provocados por costras reheladas, "a veces ocultas bajo nieve superficial".

Ya para el fin de semana se esperan heladas débiles matinales en las cimas, pero las temperaturas se templarán apreciablemente durante las horas centrales del día acompañando al viento del sur, que se irá imponiendo. Las nevadas serán escasas hasta la media tarde del domingo, con la entrada de un nuevo frente. Así, durante el sábado y el domingo no habrá cambios importantes en el nivel de peligro.

Con un rehielo nocturno poco efectivo, este peligro seguirá siendo más elevado durante las horas centrales de la jornada, aunque estará cada vez más vinculado a las salidas de nieve húmeda. Por el contrario, se espera que el ascenso térmico diurno ayude a estabilizar las placas de viento y que las salidas de nieve reciente sean cada vez más escasas debido a la ausencia de nevadas destacables.

Por último, en Guadarrama las purgas de nieve reciente podrán ser superficiales, como resultado del último episodio, o bien interesar parcial o totalmente a la capa más potente de nieve caída durante la semana, que todavía no se encuentra estabilizada. Cabe esperar, en cualquier orientación, aludes espontáneos que por lo general serán de tamaño 2 (suficiente para enterrar a una persona), sin poderse descartar, en pendientes muy cargadas, la posibilidad de alguno de mayores dimensiones.

Según indican las mismas fuentes, serán aludes de nieve seca en polvo con salida puntual o bien de placa friable con salida lineal.

Por encima de 2.000 metros se han formado numerosas placas de viento, sobre todo en orientaciones de NE a SE, y bajo ellas se han identificado capas débiles a distintas profundidades, bien en el contacto con el manto antiguo o bien en el seno de las últimas nevadas. Lo más frecuente es que presenten resistencia moderada a la fractura, necesitando
sobrecargas fuertes para su desencadenamiento, como el paso de un grupo de esquiadores o la caída de una cornisa, "pero en algunos casos podrán ceder incluso ante sobrecargas débiles, como el paso de un sólo esquiador".

Según informan desde Protección Civil, la rotura de una placa podrá originar aludes de tamaño 2 o, incluso, 3, en pendientes con suficiente acumulación.

La tendencia para el sábado es a aumentar gradualmente la estabilidad del manto, aunque todavía con problemas de nieve reciente y nieve venteada. En este caso el sol de la mañana podrá favorecer que continúen las purgas, sobre todo en las pendientes más inclinadas, pero en general el ascenso térmico tenderá a apelmazar el manto, e igualmente hará que comiencen a estabilizarse las placas de viento, "que sin embargo todavía
se mostrarán reactivas ante sobrecargas fuertes".

En las horas centrales aumentará la nubosidad y pueden caer algunos chubascos, de poca trascendencia para el manto.

Contador