Ruiz Medrano inaugura la Casa de la Naturaleza de la Santa Espina, un nuevo recurso turístico y medioambiental

Maqueta De La Casa De La Naturaleza En La Santa Espina
M.S.M.
Actualizado 10/04/2010 19:32:10 CET

LA SANTA ESPINA (VALLADOLID), 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, inauguró hoy en La Santa Espina la Casa de la Naturaleza, un nuevo recurso turístico y medioambiental del pueblo cuya inversión asciende a 44.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes de la Institución provincial vallisoletana.

Ruiz Medrano acudió invitado por el alcalde pedáneo de La Santa Espina, Luis Miguel Puerta Puerta, y acompañado por otros representantes institucionales y vecinos del pueblo, que quisieron estar presentes en la "puesta de largo" de este nuevo proyecto que pretende dar a conocer el patrimonio natural de la Entidad Local Menor y su biodiversidad, caracterizada por la confluencia de tres ecosistemas (páramo, humedal del Río Bajoz y su emblemático monte de encinas y quejigos, restos del bosque autóctono que cubría la mayor parte de estas tierras).

Para continuar la celebración de la apertura de este Centro, a las 17.00 horas de hoy se realizará un tramo de la Senda del Pantano I (Ruta Natural de la localidad) con un guía intérprete del Aula de Medio Ambiente de Caja de Burgos.

La Casa de la Naturaleza se ha materializado con la línea de subvención de la Diputación Provincial de Valladolid 'Proyectos de Especial Repercusión Turística', y viene a ser un complemento a la política medioambiental de esta pedanía de La Santa Espina que fue galardonada por la Institución provincial con el Premio de Ecología 2008 junto con el Ayuntamiento de Tiedra.

El Centro es un elemento más que permite a la Entidad Local continuar con su labor de sensibilización y respeto por este legado natural, algo que viene siendo habitual en la localidad pues ya son varios los Talleres realizados con todo tipo de público a través del Proyecto Trino y otros financiados por la Junta de Castilla y León.

Sus instalaciones se constituyen como un espacio vivo para convertirse en un referente del turismo familiar y escolar. Para ello cuenta con paneles, dioramas, maquetas, y juegos... en cada uno de sus salas.

TRES ESTANCIAS.

La Casa de La Naturaleza se divide en tres estancias, adaptándose a la estructura primigenia del edificio, que en su día fue el Ayuntamiento de La Santa Espina, y jugando siempre con los tres ecosistemas predominantes.

El recorrido es muy sencillo pues sólo hay que seguir las huellas estampadas en el suelo. De este modo, la visita comienza en la zona de recepción donde se explica el marco espacial y geográfico de La Santa Espina mediante una maqueta y tres paneles descriptivos de los ecosistemas ya mencionados.

Se continúa por el lateral derecho de la sala central donde se muestran las aves y algunas especies micológicas. Varios paneles y un árbol con sus respectivos nidos y huevos acercan al visitante a conocer algunas de las más de 40 especies de aves recogidas en este centro.

Las setas más emblemáticas se han reproducido en madera. Los árboles, arbustos y plantas se exhiben en la tercera sala, junto a un diorama representativo del Humedal de La Santa Espina.

La visita finaliza de nuevo en la sala central, mientras se recorre su lateral derecho para visitar el apartado de los insectos y de los mamíferos (representados en paneles interpretativos) y un diorama del monte de La Santa Espina.

El itinerario para visitar la Casa de La Naturaleza finaliza con un simpático escenario en el que los más peques de la casa podrán hacerse una divertida fotografía en compañía de algunos de los animalitos vistos a lo largo del recorrido.

MÁS ATRACTIVOS.

La Casa de la Naturaleza no es el único atractivo con el que cuenta La Santa Espina. Desde el punto de vista medioambiental se pueden realizar dos rutas naturales, la 'Senda del Pantano I' y el 'Camino de la Granja', acondicionadas para cualquier tipo de público, de escasa dificultad y practicables durante todo el año.

En ellas se entrará en contacto con flora, fauna y arquitectura popular de época monacal y de la época de colonización (fuentes, puentes, casetas de riego y molinos hidráulicos), pudiendo disfrutar el viajero de algunas especies vistas en la Casa de la Naturaleza.

El turismo cultural alcanza su máximo exponente en el Monasterio de La Santa Espina, aunque también en la exposición de mariposas de los cinco continentes y el Centro de Interpretación de la Vida Rural.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies