437.000 euros por diagnosticar muerte fetal en gemelas y nacer una viva

 

437.000 euros por diagnosticar muerte fetal en gemelas y nacer una viva

Actualizado 03/07/2017 12:17:15 CET

   VALLADOLID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Sacyl deberá pagar más de 437.000 euros a unos padres por diagnosticar la muerte fetal de dos niñas gemelas, lo que provocó que indujeran el parto de forma prematura y, sin embargo, una de ellas nació viva y con graves secuelas, según han informado a Europa Press fuentes del Defensor del Paciente.

   En concreto, Sacyl deberá indemnizar al matrimonio de León por las "graves secuelas" originadas a su hija como consecuencia de un "déficit en el control de una gestación gemelar de riesgo ante la amenaza de parto prematuro en la semana 26".

   Según los hechos relatados por el Defensor del Paciente el 26 de septiembre de 2010 la gestante ingresó en el Hospital de León por amenaza de parto prematuro, por lo que fue trasladada al Hospital Clínico Universitario de Valladolid, al tratarse de una gestación gemelar.

   Así, tras una ecografía que informaba de problemas en uno de los fetos, ante la presencia del llamado síndrome de transfusión feto-fetal, la madre continuó ingresada en su habitación sin que, según el colectivo, se indicara "ningún tipo de tratamiento ni medida de control y aseguramiento del feto que se estaba viendo perjudicado por el otro como consecuencia de esta transfusión entre fetos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies