Sáez Aguado atribuye al "insuficiente" modelo de financiación el aumento de gasto

Sáez Aguado comparece en las Cortes 16-04-2018
EUROPA PRESS
Actualizado 16/04/2018 12:08:26 CET

   La Consejería gastó 555,3 millones más que lo presupuestado, de los que 300 fueron para pago de facturas de 2016

   VALLADOLID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha atribuido a la "insuficiencia" del modelo de financiación, "incapaz" de dar respuesta a las necesidades de los servicios públicos, el aumento del gasto de su departamento en 2017 sobre lo presupuestado en casi un 16 por ciento pese a una "eficaz y rigurosa" gestión de las cuentas.

   Sáez Aguado, que ha comparecido en las Cortes de Castilla y León para explicar la ejecución presupuestaria de su departamento a petición de Ciudadanos, ha concretado que la Consejería partía de un presupuesto inicial para 2017 de 3.477 millones, que finalmente se elevó hasta los 4.032 millones (555,3 más), lo que supone un aumento cercano al 16 por ciento.

   De esta cuantía, la mayor parte, en torno a 3000 millones de euros, se aplicó al pago de facturas pendientes del ejercicio anterior (2016) y el resto a atender necesidades de gasto de Sacyl, con un gasto real en 2017 de 3.680 millones (descontado el pago de las obligaciones de 2016).

   En este contexto, el consejero ha apuntado que una mayor necesidad de recursos que los aprobados en el presupuesto inicial es habitual ante "la insuficiencia del actual modelo de financiación, incapaz de dar respuesta a las necesidades del núcleo esencial de los grandes servicios públicos" como son, además de la Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades.

   Sáez Aguado ha asegurado que la ejecución presupuestaria ascendió a 4.009 millones de euros, un 99,4 por ciento del presupuesto definitivo, lo que supone la "casi total" ejecución de los créditos disponibles, aunque ha añadido que si se considera el presupuesto inicial aprobado, la ejecución ha sido del 115,3 por ciento, cuando además el presupuesto no fue aprobado hasta el 23 de junio.

Contador