Sáez Aguado destaca el hospital de Burgos como uno de los más avanzados de España gracias a su modelo público-privado

Actualizado 05/06/2014 19:31:33 CET

BURGOS, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha señalado este jueves que la capital burgalesa dispone de uno de los hospitales más avanzados de España gracias a su modelo de gestión público-privada.

Sáez Aguado, quien ha mantenido un encuentro con la Federación de Asociaciones de Vecinos Francisco de Vitoria, ha insistido en que Burgos cuenta con el complejo hospitalario más grande de la Comunidad gracias a este tipo de concesión.

Asimismo, ha asegurado que la actividad sanitaria del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) "no difiere en nada" del resto de hospitales de la red asistencial pública y ha recordado que sus profesionales son empleados públicos y que sus suministros farmacéuticos y de material sanitario se adquieren a través de los fondos de la Administración regional.

En este contexto, ha destacado las ventajas que supone este modelo, como el hecho de abordar proyectos de gran envergadura en plazos relativamente cortos, y ha señalado que esto no es posible con el modelo tradicional, en el que las limitaciones presupuestarias conllevan plazos de ejecución más extensos.

En este sentido, ha reiterado que, teniendo en cuenta la coyuntura económica de los últimos años, probablemente no se podrían haber realizado los trabajos del HUBU con cargo al presupuesto público, lo que hubiese derivado en la paralización del proyecto.

PUESTA EN MARCHA

Por otro lado, el consejero de Sanidad ha recordado que para la puesta en marcha del complejo hospitalario burgalés se realizaron dos modificados, un de carácter técnico y otro para atender las nuevas necesidades asistenciales surgidas, que supusieron que la inversión ascendiese de 162 a 210 millones de euros en obras y 103 millones en equipamiento, lo que supone un importe total de 314 millones de euros.

También ha recordado que a través de estas modificaciones el proyecto pasó de 135.000 a 175.000 metros cuadrados, incrementó de 688 a 744 sus camas, de 20 a 24 sus quirófanos y aumentó sus espacios de consulta de 173 a 278.

Todo unido al incremento de boxes y puestos de observación de urgencias y a la asunción de un carácter docente e investigador, propio de una instalación universitaria como el hospital burgalés, que tardó en construirse cinco años, seis meses y trece días.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies