Sanidad y CCAA fijan los servicios comunes de la sanidad pública y posponen la incorporación de nuevas prestaciones

Actualizado 25/01/2006 17:11:11 CET

CCAA del PP dicen que "se ha perdido una oportunidad" para dar nuevas prestaciones y critican al Gobierno por no cumplir sus compromisos

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, y los consejeros del ramo de las distintas comunidades autónomas llegaron hoy a un acuerdo sobre la actualización de la cartera de servicios comunes que presta a los ciudadanos en toda España el Sistema Nacional de Salud (SNS), si bien dejaron para más adelante la incorporación de nuevas prestaciones al sistema, como las operaciones de cambio de sexo o la financiación de medicamentos para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, centrándose como reto inmediato en la mejora de la calidad.

Pese a aceptar el contenido el proyecto de real decreto sobre la cartera de servicios comunes del SNS presentado por el Ministerio como una "foto fija" de lo que se oferta actualmente a los ciudadanos, los consejeros de las comunidades gobernadas por el PP (Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla y León, La Rioja y Murcia) consideraron que "se ha perdido una oportunidad" para incluir nuevas prestaciones, como la financiación de los tratamientos farmacológicos contra la dependencia de la nicotina, la asistencia sociosanitaria o la salud bucodental. En el caso concreto de la salud bucodental, los 'populares' acusaron al Ministerio de no cumplir los compromisos electorales del PSOE.

Además de las comunidades del PP, y como ha hiciera en diciembre en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la consejera navarra, María Kutz, reclamó también incorporar la financiación de nuevas prestaciones, y en concreto de los medicamentos contra el tabaquismo, lo que ya se aplica en su comunidad.

Al término de la reunión, la consejera de Sanidad y Servicios Sociales de Cantabria, la socialista Charo Quintana destacó que se ha alcanzado el objetivo que se había marcado para hoy: el de recoger en una "foto fija" la cartera de servicios comunes que están prestando todas las comunidades.

Tras tildar el encuentro de "enriquecedor", aseguró que ha habido "un amplio consenso", y puso de relieve que el acuerdo alcanzado sobre la actualización de la cartera tiene también la "vista fija" en la calidad de las prestaciones, ya que "el reto no era tanto incrementar las prestaciones que actualmente se están dando, sino que esa cartera se garantice con la máxima calidad a todas las personas de cada una de las comunidades".

Como ejemplo, se refirió a la detección precoz, el apoyo y la atención a las mujeres que sufren maltrato, incluidas en la cartera, y se preguntó si las comunidades podrían decir "con el corazón en la mano" si esa prestación está aplicándose realmente.

"El reto quizá no sea ampliar esa cartera de servicios, sino realmente garantizársela a todos los ciudadanos, también a los de las zonas rurales y alejadas, y además con equidad y con la máxima calidad", dijo.

Así, se mostró satisfecha de que se haya llegado a un acuerdo sobre la actual cartera para, a partir de la misma, empezar a plantearse "la idoneidad de incorporar nuevos servicios como podría ser el cambio de sexo o la financiación de los medicamentos que ayudan a controlar el síndrome de abstinencia contra el tabaco".

POSTURA DE LAS CCAA DEL PP

Por su parte, la consejera de Murcia, la 'popular' María Teresa Herranz, indicó que se ha acordado "seguir adelante con el proyecto de cartera de servicios en el mismo formato en el que se había presentado, es decir, sin incluir una sola nueva prestación de las que diversas comunidades habían propuesto".

En este sentido, aseguró que la opinión de las comunidades gobernadas por el PP es que "se ha perdido una oportunidad" de incorporar nuevas prestaciones, si bien reconoció que "el decreto tiene una virtud, y es que hace una foto fija de lo que hay ahora y es una actualización respecto a lo que había en el año 1995".

No obstante, criticó que el proyecto del Ministerio "no responde a las expectativas de los ciudadanos respecto a una serie de compromisos que estaban demandando", y que en algunos casos constituían "compromisos electorales que se tienen que convertir en programas de gobierno", en referencia a la salud bucodental.

En este sentido, las autonomías 'populares' instaron a la ministra "a que de manera inmediata desarrolle todo el procedimiento que tiene que llevar a que esas prestaciones que los ciudadanos están demandando se puedan incorporar a la cartera de servicios e un futuro inmediato", estableciendo también "los criterios para asegurar que la financiación va a ser adecuada".

CAMBIO DE SEXO

En lo que respecta a las operaciones de cambio de sexo para algunos casos patológicos, la consellera catalana, Marina Geli explicó al término de la reunión que esta cuestión ha quedado "fuera del texto", es decir que no ha sido incluido pero tampoco excluido expresamente, lo que significa que podrán ofertarlo las comunidades que lo estimen oportuno. "No hemos incorporado el cambio de sexo como una nueva prestación, pero tampoco hemos excluido que alguna comunidad, si quiere, pueda hacerlo", explicó.

En el caso de Cataluña, Geli explicó que ya se hace el cambio de sexo "en algunos casos patológicos de hermafroditas", añadió que de hecho se ha creado una unidad en el Hospital Clínic de Barcelona que lleva un año analizando las indicaciones de cirugía, en colaboración con organizaciones de transexuales, y no descartó que en Cataluña se pueda generalizar la prestación.

"Al final creo que nosotros, tras este año de evaluación, crearemos una unidad donde haremos un proceso de selección de la indicación, pero todavía no estamos en ello", explicó Geli, que agregó: "En realidad vamos seguramente a hacerlo, pero con las indicaciones muy claras, consensuadas con la Agencia de Evaluación de Cataluña".

Por otro lado, sobre la actualización de la cartera de servicios, Geli consideró que "es evidente que ya con esta cartera, que es muy amplia", existe "una insuficiencia financiera", si bien recordó que existen otros foros para debatir sobre financiación autonómica y sanitaria y señaló que ministra anunció que "mañana mismo se va convocar una reunión para analizar el fondo de cohesión".

Por su parte, el consejero de Sanidad del País Vasco, Gabriel Inclán, consideró "enriquecedor" el debate celebrado en el Ministerio de Sanidad, ya que "ha permitido incorporar cosas que se aceptaba como normal que estuvieran y no estaban en el catálogo, como hospitalización a domicilio, cirugía mayor ambulatoria o cirugía de la obesidad".

Por este motivo, señaló que cree que "se han incluido muchas cosas nuevas", y añadió que "hay otras cosas que para ser consideradas como básicas para todo el Estado tienen que ser discutidas por todos, porque no todos los que estábamos en la reunión podíamos compartir que una prestación que da otra comunidad deba ser común". "Seguro que con la puerta que se abre aquí podremos debatir de una forma clara si algo debe estar incluido, cómo debe estar incluido, cómo se financia y si puede ser financiado".

Una vez completado el periodo de alegaciones de las comunidades autónomas al proyecto de real decreto, se abre ahora el correspondiente a a los colectivos que trabajan en el sector sanitario, por lo que, según calculó la consejera cántabra, el texto aún tardará meses en aprobarse.