De Santiago-Juárez recuerda al PSCyL que la Junta negocia ya la devolución del 75% de la extra y días perdidos

Actualizado 06/10/2015 18:43:07 CET

VALLADOLID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha recordado al PSCyL que su departamento mantiene abiertas negociaciones con los sindicatos para restituir los derechos de los empleados públicos, que incluye la fijación de plazos para la devolución del 75 por ciento de la extra de 2012 y los días de libre disposición y antigüedad, y ha replicado a la socialista Virginia Barcones que su partido no está en disposición de dar lecciones y de presentarse como abanderado de los afectados.

De Santiago-Juárez replicaba así a Barcones, durante la sesión de Pleno celebrada esta tarde en las Cortes, después de que la socialista preguntara al consejero en qué situación se encuentra la restitución de derechos a los empleados públicos de la Junta y acusara al Ejecutivo autonómico de discriminar a éstos por demorar lo que sus homólogos de la Administración General del Estado van a empezar a disfrutar de forma inmediata.

En este sentido, el aludido, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que ya en el mes de julio convocó a todas las centrales sindicales y les propuso que formularan propuestas para, por un lado, negociar la recuperación de sus derechos y, por otro, avanzar en el proceso de modernización de la función pública, algo que se viene trabajando desde el pasado 1 de septiembre con motivo de las tres reuniones celebradas por la Mesa General de Empleados Públicos y la que cuarta que tendrá lugar este miércoles.

Por ello, el 'popular' ha contrapuesto el trabajo puesto en marcha por la Administración regional y el papel que el portavoz socialista en las Cortes, Luis Tudanca, tuvo en 2010 cuando, en calidad entonces de diputado nacional, propició con su voto una rebaja del 5 por ciento del salario de los empleados públicos, siendo Rodríguez Zapatero presidente del Gobierno.

"Aquella rebaja supuso 8.000 euros menos al año en sueldos medios de 29.000 y una pérdida de más de 50.000 en los próximos treinta años", ha denunciado De Santiago-Juárez, quien por ello ha insistido en que el PSOE no está en disposición de presentarse como abanderado de los trabajadores públicos.

"PIMPINELA"

Sin embargo, la socialista Barcones ha insistido en el trato discriminatorio que el Ejecutivo autonómico está dispensando a sus empleados públicos, frente al disfrute de inmediato de derechos de los trabajadores de la Administración General del Estado, hasta el punto incluso de de parecerse al dúo 'Pimpinela', en alusión a las consultas evacuadas al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, respecto de si la devolución de la extra será computada finalmente como déficit o no.

"Al final me dirigiré a Génova a preguntar para ver quién manda aquí", ha espetado Barcones para reforzar así sus críticas respecto de la, a su juicio, inacción de la Junta de Castilla y León. "Es el momento de dignificar y devolver sus derechos a los empleados públicos para que no sean trabajadores de segunda porque han trabajado de Champion", ha concluido la socialista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies