Saravia afirma que aunque no se vendan todas las parcelas previstas se podrán ejecutar las inversiones de urbanismo

El concejal de Urbanismo de Valladolid Manuel Saravia
EUROPA PRESS
Publicado 08/01/2018 13:32:30CET

VALLADOLID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha asegurado este lunes que aunque no se consiga vender todas las parcelas de suelos previstas en el presupuesto de 2018 --valoradas en 21,5 millones de euros-- sí que se podrían ejecutar las inversiones del área de Urbanismo mediante ajustes de otras partidas que no se concreten.

Así lo ha explicado este lunes el edil vallisoletano tras comparecer ante los representantes de los grupos municipales en comisión para explicar el presupuesto de 2018 en su Área.

Saravia ha señalado, entre los aspectos más destacados de su presupuesto las primeras actuaciones del proyecto de integración del ferrocarril, entre las que ha incluido la recién adjudicada obra de la plaza de Rafael Cano, la importante subida del 44 por ciento en su área y el notable incremento en la previsión de ingresos por la enajenación de patrimonio municipal.

Este punto eleva la previsión de los 6,5 millones presupuestados en 2017 a los 21,5 en 2018, algo que según el edil de Valladolid Toma la Palabra puede cumplirse pues asegura que existen posibles compradores interesados en "la mitad" de las parcelas industriales y residenciales que se ponen en el mercado, por lo que las considera "casi vendidas".

Los ingresos de esa venta de suelos servirán para financiar buena parte de las inversiones, como la adquisición de viviendas (3,1 millones de euros), ampliación del vertedero, ayudas para eficiencia energética, dos millones y medio para adquisición de inmuebles, cubiertas de San Benito, carriles bici, fuentes, adecuación de los túneles bajo las vías hasta que se emprenda la integración, la remodelación del parque de Juan de Austria o el Parque de mantenimiento en la zona norte, entre otras.

Eso sí, el edil ha asumido que "hay riesgo" de que no se consiga vender todas las parcelas, "lo que no quiere decir que si no se vende no se puedan ejecutar las inversiones", ya que siempre queda la posibilidad de realizar ajustes de otras partidas. "Ejecutar al 100 por ciento todas las áreas sería angelical, por lo que siempre habrá margen", ha explicado.

Según Manuel Saravia, entre las parcelas en venta, "poco más de la mitad" corresponde a suelo industrial, y el resto a residencial, mientras que se encuentran "repartidas por todas las zonas de la ciudad", y ha destacado especialmente las de Villas-Norte, Villa del Prado, los antiguos terrenos de Nicas, o Industrial Jalón junto a la avenida de Burgos.

El concejal de Urbanismo ha insistido en que las previsiones del mercado son optimistas, ya que el pasado ejercicio ya se consiguió vender las parcelas presupuestadas en Las Eras, mientras que otras administraciones como la Diputación de Valladolid también consiguió enajenar suelo después de varios años de intentos infructuosos.

En otros aspectos, Saravia ha destacado que el de 2018 es el primer presupuesto con partidas importantes para el proyecto ferroviario, con los 7,95 millones de euros que se aportarán, mediante préstamo participativo, a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, así como los algo menos de 2 millones de euros para la obra del paso inferior para peatones en la plaza de Rafael Cano, recientemente adjudicada. Todo ello sumaría un montante de diez millones de euros en total en actuaciones en el entorno de las vías durante este año.

Con respecto a los presupuestos participativos, Manuel Saravia ha señalado que en su área se incluyen 2,5 millones de euros procedentes de este proceso, convocado por primera vez en 2017, lo que se repartirá en pequeñas partidas que se destinarán al arreglo y urbanización de vías, como presupuesto añadido al ordinario del contrato de conservación y mantenimiento de calles ya preexistente.

Asimismo, el titular de Urbanismo se refirió también a dos inversiones, al norte y al sur de la ciudad, la primera en la mejora de la red de agua del Polígono de La Paz --antiguo 25 años de Paz--, en Rondilla, y la segunda, en obras de mejora en el Plan Parcial de Santa Ana, con lo que se trata de dar solución a "problemas heredados" de la etapa del PP en el Gobierno municipal.

También ha citado otras inversiones potentes como los 3 millones para continuar el proyecto de rehabilitación del polígono 29 de octubre o los 7.000 euros para marcación de los espacios de las terrazas en la vía público.