Saravia (IU) señala la "forma" de la ciudad y la movilidad peatonal y ciclista como "temas críticos" en Valladolid

Actualizado 05/06/2014 13:26:04 CET

VALLADOLID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha señalado este jueves, con motivo de la celebración del Día Internacional del Medio Ambiente que considera la "forma" de la ciudad desde un punto de vista urbanística y la movilidad peatonal y ciclista como "temas críticos" de la gestión medioambiental en la ciudad.

Saravia, al igual que el propio alcalde, Francisco Javier León de la Riva, y los ediles Jesús Enríquez (PP) y Luis Vélez (PSOE), ha visitado este jueves el Campo Grande, donde grupos de escolares participaban en actividades didácticas medioambientales con motivo del Día Internacional.

A juicio del concejal de IU, en la gestión medioambiental de la ciudad se perciben dos "casos críticos". Uno de ellos es la "forma" y concepción del urbanismo, ya que durante años se siguió la tendencia de declarar como urbanizable "todo el suelo rústico". Por ello, ha considerado necesario "limitar, replantear" y buscar la sostenibilidad de la política urbanística municipal.

También se ha referido a la movilidad y especialmente a la peatonal y ciclista, pues considera que el Ayuntamiento mantiene una mayor prioridad en las vías destinadas al tráfico rodado cuando considera que las ciudades deben tener primero en cuenta las vías de tránsito abierto para peatones o ciclistas, luego las de transporte urbano y, por último, las destinados al tráfico privado.

A este respecto, ha reiterado su advertencia de que el equipo de Gobierno pretende aplicar en la nueva 'ordenanza ciclista' la "interpretación más restrictiva" e impedir que las bicicletas puedan compartir espacio viario con los peatones. En su opinión, hay "otras opciones" para hacer posible esa convivencia.

También ha citado el caso de los itinerarios peatonales y ha recordado que hace unos meses, el equipo de Gobierno rechazó una propuesta de Izquierda Unida en el Pleno en la que planteaba vigilar puntos considerados "críticos" para los transeuntes.

Se trata de lugares en los que "se rompe la continuidad peatonal", como en vías en las que el andarín debe desviarse "30 o 50 metros" para cruzar el paso de cebra y otras en la salida de la ciudad --Fuente Berrocal, camino hacia los huertos en el camino Viejo de Simancas y Fuente la Mora-- en las que se dan situaciones de "muchísimo peligro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies