Saravia ve "difícil" que la obra de Rafael Cano pueda acortar su plazo, fijado en nueve meses

El concejal Manuel Saravia firma el contrato, en presencia de Óscar Puente
AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID
Publicado 07/03/2018 19:49:55CET

VALLADOLID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha firmado este miércoles con la empresa 'Obras, Caminos y Asfaltos' el contrato de ejecución del paso inferior para peatones de la Plaza de Rafael Cano, que tiene un plazo de ejecución de nueve meses, el cual, según el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, ha reconocido que ve complicado que se reduzcan los tiempos.

La firma del contrato de obra, con un importe de 2.127.667,60 euros, se ha oficializado este miércoles y a partir de ahora podrían comenzar unas obras que cuentan con un plazo de ejecución de nueve meses, por lo que podrían concluirse antes de finales de 2018.

Saravia ha explicado que se trata de unos trabajos "complejos", ya que se debe crear el cajón por debajo de la plataforma de las vías y será necesario cortar el tráfico ferroviario en horario nocturno.

El edil ha apuntado que el equipo de Gobierno tenía la "esperanza" de poder tener la obra lista para la Fiesta de El Pilar, patrona del barrio de La Pilarica, pero el retraso en la formalización de la documentación y los avales con la empresa ha implicado que entre la decisión de adjudicación y la firma hayan pasado dos meses.

La adjudicación de la obra se aprobó en Junta de Gobierno el pasado 31 de enero, con un presupuesto de 2.127.667,60 euros, aunque se levarán a cabo otras actuaciones adicionales en el entorno, valoradas en 389.088,63 euros.

La obra consistirá en la construcción de un paso para peatones bajo la línea de alta velocidad Valladolid-Palencia-León mediante la depresión del nivel de la plaza Rafael Cano, con lo que la amplitud visual será notable. Además, se crearán nuevas zonas arboladas en la superficie de la plaza situada en el barrio de La Pilarica, donde se encuentra el paso a nivel que quedó cerrado en septiembre de 2015 cuando entró en funcionamiento la línea de alta velocidad.

El proyecto, que se ejecutará con fondos municipales, es paralelo al del túnel entre las calles Andrómeda y Nochevieja, 400 metros al norte de Rafael Cano, que en este caso será ejecutado por Adif Alta Velocidad.

Ambas instituciones alcanzaron en abril de 2016 un acuerdo para llevar a cabo los proyectos después de que el equipo de Gobierno municipal, formado por el PSOE y Valladolid Toma la Palabra, reclamara una actuación más ambiciosa que las que inicialmente planteó Adif en el año 2015.