Satse reivindica la "labor educadora" de Enfermería para prevenir las complicaciones de los diabéticos

Actualizado 14/11/2007 14:03:42 CET

VALLADOLID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (Satse) reivindicó hoy, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes, la "labor educadora" que deben ejercer los profesionales de Enfermería respecto del tratamiento de las enfermedades crónicas, como la diabetes, tanto en el cuidado prestado a los pacientes como en la educación de los mismos desde que son diagnosticados.

En este sentido, Satse destacó el valor que aporta la Enfermería en la promoción de la salud en las enfermedades crónicas, en las que es "fundamental" el autocuidado y la responsabilidad de los pacientes.

"Si éstos no llevan un control adecuado, pueden sufrir numerosos efectos secundarios que dificulten su estado de salud y su calidad de su vida", añadió el sindicato en un comunicado recogido por Europa Press.

Las mismas fuentes aseguraron que, aunque la diabetes es una enfermedad crónica, el cuidado de los pacientes, el control de la dieta, una dosis de ejercicio y el tratamiento farmacéutico adecuado, podrían evitar la retinopatía, neuropatía, problemas musculares, nefropatía, pie diabético, hipoglucemia y diferentes enfermedades coronarias que pueden padecer las personas afectadas por la diabetes.

DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES.

La diabetes es una enfermedad reconocida por la Asamblea General de las Naciones Unidas como "crónica, debilitante y costosa que tiene graves complicaciones, que conlleva grandes riesgos para las familias, los Estados Miembros y el mundo entero." Es la primera vez que las Naciones Unidas reconocen a una enfermedad no contagiosa como grave amenaza para la salud mundial.

El Día Mundial de la Diabetes en el presente año se dirige hacia aquellos niños y adolescentes que padecen esta enfermedad, puesto que se encuentran en una situación de "especial fragilidad ante las debilitadoras y amenazantes complicaciones que origina la diabetes".

La diabetes de tipo 1 crece actualmente al ritmo del 3 por ciento por año en niños y adolescentes, y a un "preocupante" 5 por ciento entre niños en edad preescolar. Además, se estima que 70.000 niños de menos de 15 años contraen diabetes tipo 1 cada año, lo que supone al menos 200 niños al día.

La diabetes tipo 2 ha sido considerada durante un tiempo una enfermedad de adultos. Sin embargo, este tipo se encuentra creciendo entre niños y adolescentes en un porcentaje "alarmante". Casos como el de Estados Unidos, donde la diabetes tipo 2 representa entre un 8 y un 45 por ciento de los nuevos casos de diabetes en niños, o el de Japón, donde se han duplicado el número de afectados, son ejemplos del crecimiento de esta enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies